14 diciembre 2019
  • Hola

¿Cómo evitar que el INE capte los datos de tu teléfono móvil?

El Instituto Nacional de Estadística ha comenzado un estudio sobre hábitos de movilidad basándose en la información de nuestros teléfonos

19 nov 2019 / 07:59 H.

No se habla de otra cosa. El Instituto Nacional de Estadística (INE) está llevando a cabo durante esta semana un estudio que ha generado una gran polémica. Ha recibido el permiso de los grandes operadores de telefonía móvil (Movistar, Vodafone y Orange) para recoger el rastro que dejamos con nuestros teléfonos. De esta forma el INE podrá establecer patrones de la movilidad de la población españoles y, a partir de ahí, planificar políticas de servicios e infraestructuras donde sea necesario. Esta operación, que será completamente anónima y no permitirá la identificación de nadie en concreto, ha despertado no pocos recelos en numerosas personas que no desean que sus datos puedan ser utilizados. Las opciones no son demasiadas, pero existen algunas.

Para empezar, sólo se captarán datos de los usuarios de Movistar, Vodafone y Orange, las operadoras mayoritarias en España. El resto, no cuentan. Vodafone ofrece el método más sencillo para no participar en el estudio. En su ‘ap’p Mi Vodafone, dentro de la pestaña de Mi cuenta, se puede acceder a Permisos. Allí hay una opción que señala que no se acepta la cesión de datos anonimizados. Si se activa, el usuario dejará de participar en este estudio del INE y cualquier otro posterior. El método es parecido con la filial low cost de Vodafone, Lowi.

Orange tiene un servicio para atender este tipo de peticiones a través de correo electrónico. Los usuarios que no quieran participar en este tipo de estudios debe enviar una solicitud por escrito a orangeprotección.datos@orange.com. La compañía deberá atenderla y dejar fuera al usuario que así lo demande.

En el caso de Movistar, no existe ninguna posibilidad de desconexión en su configuración de privacidad. Cabe la opción de poner el móvil en modo avión o, directamente, apagarlo para que no se conecte a ninguna antena. La compañía observó hace unos días, cuando se conoció el estudio que ahora se inicia, que “la normativa de protección de datos no resulta de aplicación a la información anónima inclusive con fines estadísticos o de investigación”. La empresa recordó que este tipo de tratamiento anónimo de los datos para estadísticas “es un tratamiento lícito amparado por el marco jurídico vigente, tanto en materia de protección de datos como de servicios de telecomunicaciones”.

El estudio del INE, según este organismo, cumple la legislación de protección de datos española y europea, puesto que no recoge información individualizada sobre ninguna persona. Los recuentos estadísticos terminarán esta primera fase el jueves. Habrá una nueva el domingo 24 de noviembre, otra el 25 de diciembre y dos días del próximo verano: el 20 de julio y el 15 de agosto.