20 mayo 2019
  • Hola

Casado y Rivera acorralan a Sánchez por su apoyo al golpismo y los indultos

El socialista no niega el perdón y se defiende apoyándose en los “viernes sociales”

23 abr 2019 / 14:17 H.

Casado y Rivera acorralaron a Sánchez en el primer gran debate electoral echándole en cara su apoyo a los separatistas y exigiéndole que niegue su intención de indultar a los golpistas que pueden ser condenados en el Supremo. Los candidatos del PP y Cs hicieron frente común para atacar al aspirante socialista, que se negó a declarar sus intenciones respecto al perdón a los presuntos rebeldes y que se defendió con ejemplos de la política realizada a golpe de decreto en los “viernes sociales” y atacando al líder popular por la corrupción de Rajoy, en un debate áspero y de choque frontal entre los bloques de izquierda y derecha.

Pedro Sánchez aseguró que con la llegada del PSOE al Palacio a la Moncloa han “puesto rumbo a una España de justicia social” y “limpieza” que, además, ha “desterrado la corrupción”. Sin embargo, los líderes de PP y Cs, Pablo Casado y Albert Rivera, le han atacado por sus pactos con los independentistas.

En un debate en RTVE, recogido por Europa Press, Rivera ha abierto este primer minuto de intervención asegurando que Sánchez ahora quiere indultar a los presos independentistas que están siendo juzgados por el Tribunal Supremo y “lleva en la frente la palabra indulto”.

Además, y tras expresar su solidaridad con las víctimas de Sri Lanka, ha acusado tanto a Sánchez como a la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, que hayan intentado evitar este debate en la televisión pública. De hecho, ha subrayado que Mateo debería dimitir porque la televisión pública se paga con el dinero de “todos” los españoles.

“Sánchez no se conforma con colocar a dedo a la presidenta de RTVE, lo ha hecho en Correos y en el CIS y colocando a amigos y enchufados en empresas públicas y además ahora quiere indultar y lleva en la frente la palabra indulto para indultar a sus socios separatistas que han dado un golpe de Estado”, ha enfatizado, para añadir que él quiere “justicia” y que se “cumplan las sentencias si son condenatorias”.

También Casado ha echado en cara a Sánchez sus pactos con los independentistas, al tiempo que puesto en valor la labor económica que había llevado a cabo el Gobierno de Mariano Rajoy que, además, “había llevado a los golpistas” al banquillo y que había aprobado la prisión permanente revisable.

“Quizá por eso el señor Torra y Otegi apoyaron la moción de censura y quizá por ello han dicho esta semana que le volverían a apoyar después de las elecciones generales”, ha afirmado Casado, para presentar al PP como la “única alternativa” al Gobierno de PSOE que va a “echarse España a las espaldas y sacar” al país de la crisis.

SÁNCHEZ: “SE HA DESTERRADO LA CORRUPCIÓN”

Por su parte, Sánchez ha puesto en valor lo que ha hecho estos meses y ha criticado que “la derecha” diga que todo iba “maravillosamente bien” hasta que los “malvados socialistas” hicieron una moción de censura en España.

Frente a esa versión, ha recalcado que con su Gobierno se ha puesto a una España de “justicia social” y de “limpieza” en la que se ha “desterrado la corrupción”, al tiempo que se ha apostado por la convivencia. A su entender, la cuestión que deben responderse los españoles es si quieren que España siga “avanzando” o “retroceda”

En su turno, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha indicado que los debates deberían ser obligatorios y ha agradecido a los trabajadores de RTVE su defensa de la independencia de la televisión pública.

Según ha dicho, la televisión pública “nunca más debe ser el brazo mediático de ningún gobierno” y ha defendido “legislar” para hacer obligatorios los debates, máxime cuando son “más importante” que la propaganda electoral y permite que los partidos presenten sus propuestas. Por eso, ha pedido discutir sin “insultos” para que la gente tenga elementos de juicio “útiles” para decidir su voto.