19 junio 2019
  • Hola

Así han cambiado las temperaturas y las lluvias en España desde el siglo XIX

El Observatorio de la Sostenibilidad ha publicado un informe basado en datos de la AEMET

07 jun 2019 / 17:09 H.

La temperatura media del verano en España aumentó 2,45 grados centígrados (ºC) desde 1965 y las lluvias han disminuido en 21 litros por metro cuadrado desde 1865, según un informe del Observatorio de la Sostenibilidad (OS).

El trabajo ‘Summer is coming’, señala que el verano de 2019, según datos de la AEMET podría ser algo más caluroso en el norte y este de la Península y en Baleares y expone que las temperaturas en España en verano han crecido desde los 21,5ºC del periodo 1969-1978, hasta 23,6ºC entre 2009-2018, es decir algo más de 2ºC.

En concreto, desde 1965 la temperatura del verano en España ha aumentado 2,45 grados centígrados y la media por décadas aumenta de forma progresiva si se tiene en cuenta los meses veraniegos de junio, julio y agosto y en 2,01ºC incluido julio, agosto y septiembre.

Por estaciones, el informe del OS, basado en datos de la AEMET, añade que el verano es la estación del año en la que más han crecido las temperaturas y que, en todo caso, el proceso se ha incrementado en todas las estaciones meteorológicas “casi de manera continuada”.

Así, en invierno de 1969-1978 la temperatura media era de 7,4, mientras que en el periodo 2009-2018 se incrementó a 8,1ºC; en la primavera el valor medio ha pasado de 12,1ºC entonces a 14,2ºC en la actualidad; el verano aumentó de 21,4ºC a 23,8ºC y el otoño, la media pasó de 14,8ºC a 16,6ºC.

En la comparación entre los primeros treinta años y los últimos 20 el informe del Observatorio de la Sostenibilidad aumentó la media de 14,3 a 15,5ºC además de aumentar tanto las máximas como las mínimas.

Por otro lado, el trabajo destaca también que ha aumentado la irregularidad de las precipitaciones, la escasez del agua embalsada, que tiene 13 puntos menos que la media de los últimos diez años --con valores similares a 2017 que fue un año excepcionalmente seco-- mientras que los regadíos siguen aumentando. En concreto, aumentaron en 400.000 hectáreas entre 2012 y 2018.

También refleja que en el primer trimestre del año ardieron más de 4.500 hectáreas de superficie arbolada, más del doble que en el mismo periodo del año pasado.

Ante esta situación, los autores del Observatorio de la Sostenibilidad recomiendan que se declare la ‘Emergencia climática’ ante el actual aumento de las temperaturas, del nivel del mar, de las tormentas, las inundaciones, más sequías e incendios. “Este país está en una zona muy vulnerable y el cambio climático es algo muy serio”, advierte.

“Quedan muy pocos años para poder frenar el cambio climático posibilitando que la subida mundial de las temperaturas no llegue a superar 1,5 grados. Por ello todos miramos expectantes a nuestros gobernantes y empresas. Estamos todos en el mismo barco. Da igual el color del gobierno. La sensación es que nuestra casa está ardiendo y no hay ningún interés en apagar el fuego”, concluye el informe del Observatorio.

PALABRAS CLAVE