23 septiembre 2020
  • Hola

Abascal amenaza con un otoño ‘caliente’: Habrá movilizaciones en la calle

Habló con Casado tras anunciar su moción de censura y, aunque admite que están en posiciones distintas, tiende la mano al PP

09 ago 2020 / 11:40 H.

El líder de Vox, Santiago Abascal, cree que la situación económica y social de España empeorará el próximo otoño y los ciudadanos no dudarán en pedir a sus políticos explicaciones por la gestión de la crisis del coronavirus. Lo harán con movilizaciones en la calle que, incluso, podrían provocar la caída del Gobierno de coalición, asegura.

En una entrevista con Europa Press, Abascal explica que ese clima de descontento social es el que puede hacer que triunfe la moción de censura que Vox ha anunciado para el mes de septiembre, ya que los ciudadanos exigirán a sus representantes una reacción ante un Gobierno “a la cabeza de la peor gestión de la crisis del coronavirus a nivel mundial y de la peor gestión económica”.

De hecho, no descarta el apoyo del PP --que poco después del anuncio de Abascal se apresuró a decir que no participaría en esa moción de censura-- y tampoco que diputados del PSOE que decidan desbancar a Pedro Sánchez y su vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, del Palacio de la Moncloa.

“Creemos que de aquí a dentro de dos meses, con la situación social que va a vivir España, puede haber diputados socialistas que reflexionen sobre qué está antes, si su partido o España”, asegura garantizando que Vox no será “una dificultad” en la negociación de esa moción de censura.

Abascal augura que este debate en el Congreso tendrá lugar en un momento de gran tensión social. “Si los españoles quieren, el Gobierno puede caer muy pronto. Si los españoles son conscientes de la gravedad de la situación y están dispuestos a comprometerse, el Gobierno puede caer por las movilizaciones sociales”, anima.

No descarta que Vox convoque protestas

Para ello no descarta que sea Vox quien convoque las protestas como ya hizo con la manifestación motorizada durante el estado de alarma, pero cree que no será necesario porque la sociedad “de manera autónoma” tendrá “la necesidad” de movilizarse frente al Ejecutivo. “Estoy seguro de que van a ser muchos españoles, de muchos sectores, sin ninguna necesidad de que Vox les empuje a la calle, los que van a salir a protestar este otoño”, insiste.

En este sentido, explica que su moción de censura solo es un instrumento para canalizar ese descontento, sacar a Sánchez de La Moncloa y convocar elecciones generales. Por ello, insiste en que él no tiene ningún interés de “protagonismo” y en no liderar esa alternativa si es necesario para llegar a un acuerdo con otros partidos.

Con ello, tiende la mano al PP pese a su rechazo inicial. Según revela, mantuvo una conversación privada con el líder de los ‘populares’, Pablo Casado, tras el anuncio de la moción, aunque evita revelar su contenido.

“Mantengo una buena relación con Pablo Casado desde hace años pero no siempre analizamos las cosas de la misma manera”, reconoce Abascal, quien asegura que Vox ha dado el paso como consecuencia de que el PP, primer partido de la oposición, “no movía ficha”.

“Evidentemente estamos en posiciones muy distintas a las que está en estos momentos la cúpula del PP”, asume apuntando la posible negociación entre ‘populares’ y socialistas para la renovación del CGPJ o palabras del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, felicitando a Pedro Sánchez por la negociación de los fondos europeos.

“Creemos que con este Gobierno hay que mantener una distancia infinita y eso es precisamente lo que va a inspirar esta moción de censura, que solo pretende devolver la voz a los españoles”, resume sobre una acción que, según defiende, no tiene ningún objetivo contra el PP y solo busca “censurar al Gobierno socialcomunista y sus socios separatistas”.

El candidato, en el aire

En cuanto al candidato, insiste en que dependerá de las conversaciones con otros partidos políticos y también con entidades sociales, pero deja claro que se presentará tras el verano haya o no acuerdo con otros grupos parlamentarios.

“Vemos muy tranquilos al resto de partidos políticos o las estructuras de otros partidos respecto a las posibilidades de prosperar la moción de censura. Y nosotros creemos que no deberían estar tan tranquilos porque la situación social en España es muy complicada y por desgracia va a serlo más durante los próximos meses”, avisa.

De hecho, cree que España no ha vivido en toda su democracia un momento como el actual, en el que se diesen “las condiciones necesarias” para una moción de censura “como se dan ahora”. Y sostiene que su iniciativa “está mucho más justificada” que todas las anteriores presentadas en el Congreso.

En cualquier caso, asegura que Vox no se ha fijado en cálculos electorales para dar este paso al frente. “Lo hacemos porque creemos que los españoles necesitan ver que hay alternativa, necesitan ver que hay esperanza y que es posible otro Gobierno --justifica--. Como no lo ha hecho el segundo partido del país, que era quien en principio tendría la responsabilidad, lo hemos hecho nosotros”.