EDUCACIÓN

Eliminar a Neruda o prohibir el fútbol en el recreo, entre entre las claves para una escuela feminista según CC.OO.

Dos investigadoras lanzan una veintena de ideas para crear centros educativos igualitarios y generan un tenso debate

13.03.2018 | 20:35
Dos niños jugando al fútbol.

Imponer el feminismo en la escuela es la última y atrevida propuesta que ha publicado el sindicato Comisiones Obreras en su web de la federación de Educación, a través de un texto titulado "Breve decálogo de ideas para una escuela feminista" -que curiosamente tiene 21 puntos y no 10- redactado por las profesoras Yera Moreno y Melani Penna.

Entre sus sugerencias para " convertir las escuelas en un espacio para la revolución social, la transformación y la subversión", que han revolucionado a padres, profesores y alumnos, se encuentran evitar los términos en masculino plural, vetar a Pablo Neruda o prohibir el fútbol en el recreo.

BREVE DECÁLOGO DE IDEAS PARA UNA ESCUELA FEMINISTA

1. Formar al profesorado de los centros en feminismo. Un programa básico de formación del profesorado debería incluir, al menos, los siguientes contenidos: historia del feminismo; importancia del lenguaje inclusivo; uso de un lenguaje no excluyente; desaprendizaje de la competitividad, el machismo y el heterosexismo; consentimiento y maneras de relacionarse positivamente; toma de la palabra desde la escucha y el diálogo; cuidados y afectos.

2. Emplear en el centro un lenguaje no machista, usando el femenino, el neutro e incluso otras maneras que no supongan poner el énfasis siempre en el masculino.

3. Incluir, al menos, la misma cantidad de libros escritos por mujeres que por hombres en el currículum de Lengua y Literatura, porque la cantidad importa. Ejemplos de libros y/o autoras clásicas y modernas a incluir: Virginia Wolf, María Zambrano, Emily Dickinson, Marta Sanz, Jeannet Winterson, Ali Smith, Clarice Linspector, Sarah Waters, Alice Walker, Margaret Atwood, Alice Munro€ Existen infinidad de cuentos, lecturas y materiales pensados para favorecer el respeto a la igualdad. Piensa que es tan importante destacar propuesta de hombres como de mujeres. A las alumnas de tu aula les va a ayudar mucho tener referentes de mujeres de todas las materias y especialmente de Lengua y Literatura.

4. Incluir, al menos, la misma cantidad de mujeres filósofas que de hombres filósofos en el temario de Historia de la Filosofía (de nuevo, la cantidad importa). Ejemplos de mujeres filósofas a incluir: Marina Garcés, Judith Butler, Donna Haraway, María Zambrano, Hipatia de Alejandría, Mary Wollstonecraft, Hannah Arendt, Chantal Mouffe€ Seguro que tú puedes encontrar muchas más y tendrás muchas propuestas que hacer.

5. Feminizar la historia del arte y la cultura: existen artistas, cineastas, historiadoras del arte, fotógrafas. Nómbralas, da a conocer su trabajo. Aquí algunos nombres, para empezar: Dora Maar, Artemisia Gentileschi, Sofonisba Anguissola, Mary Cassatt, Claude Cahun, Esther Ferrer, Adriane Pipper, Zoe Leonard, Camille Claudel, Ana Mendieta, Tamara de Lempicka. Esta es una pequeña muestra, hay infinidad de mujeres artistas excelentes.

6. Cambiar el currículum en Ciencias. Habla de ellas, de sus investigaciones y aportaciones a la física, la matemática, la medicina, la astronomía. Porque Marie Curie, Ada Lovelace, Rachel Carson y otras muchas existieron. No sirve de mucho invisibilizar a quienes han dado tanto al progreso.

7. Eliminar libros escritos por autores machistas y misóginos entre las posibles lecturas obligatorias para el alumnado. Ejemplos de libros y/o autores machistas a eliminar de los temarios: Pablo Neruda (Veinte poemas de amor y una canción desesperada), Arturo Pérez Reverte y Javier Marías (cualquiera de sus libros). Habla de la faceta misógina de ciertos autores legitimados como hegemónicos: explica qué dijeron acerca de las mujeres autores como Rousseau, Kant, Nietzsche, entre otros. Nos ayudará a tener otra perspectiva de la Historia y sus valores. Añade a tus currículo autores que apoyaron la igualdad y el movimiento feminista, Poullain de la Barre, J. Stuart Mill. No está de más que podamos incorporar otros contenidos más favorables a la igualdad y la erradicación de conductas sexistas en pleno siglo XXI. Podemos y debemos hacer un esfuerzo por contar ambas caras de la moneda.

8. No separar los baños de hombres y mujeres. Los baños pueden ser espacios comunes si se nos enseña a que lo sean. Pensemos los espacios de otras formas, no estigmatizándolos y convirtiéndolos en lugares posibles de conflicto.

9. El currículum de Educación Física debe ser común al conjunto del alumnado. Los criterios de evaluación podrán ser diferentes en función de muchos factores, pero en ningún caso porque la persona que vaya a ser evaluada sea mujer u hombre (supuestamente). Incluyamos otras formas de entender el cuerpo y de vivirlo.

10.Desheterosexualizar la escuela. No des la heterosexualidad por supuesta, plantéate que el mundo es enormemente diverso, y la escuela también.

11.Es necesario diseñar asignaturas específicas de educación sexual, así como de equidad de género, en todos los cursos de todas las etapas. Estas asignaturas específicas contemplarán, además, la formación obligatoria del profesorado en estas materias. Porque los prejuicios y los estereotipos también nos atraviesan en tanto que docentes. Porque somos parte fundamental en la perpetuación y legitimación de un sistema patriarcal y heterosexista. Es básico desarrollar propuestas para una educación en gestión de emociones, afectos y deseos. 

12. Ponemos énfasis en la necesidad de abrir los espacios comunes a favor de su utilización equitativa. Piensa que, en los patios de recreo, el fútbol ocupa a veces todos los contextos de ocio y es excluyente. Hagamos del patio un espacio amigable, donde todo el mundo pueda ocupar, transitar y habitar ese espacio común. Dejemos fuera esos juegos competitivos que monopolizan los espacios y excluyen a quienes no participan en ellos. ¿Por qué pistas de fútbol y no pistas de baile? El ocio es un momento muy importante para el alumnado. La gestión que se hace de él no deja de ser reflejo del sistema capitalista, consumista y capacitista en el que nos encontramos. Desarrolla actividades creati-vas, que favorezcan el desarrollo sostenible, que no conlleven necesariamente la compra de objetos nuevos. Apuesta por el reciclaje y el trueque de objetos que hemos dejado de utilizar para darles nueva vida.

13. Eliminar los códigos de vestimenta. Enseñar, mediante talleres y en las aulas, tanto al profesorado como al alumnado, a respetar a las personas independientemente de cómo vayan vestidas. Desechemos ese prejuicio misógino de pensar que ciertas personas visten para provocar a otras. Entiende que la vestimenta y lo que hagamos con nuestros cuerpos forma parte de la libertad individual de cada cual y no tiene nada que ver contigo. Asúmelo.

14. Eliminar la asignatura de Religión, porque una escuela feminista es una escuela necesariamente laica. Desarrollar estrategias para favorecer una escuela más democrática, con valores cívicos de comunidad, colectivos, de puesta en común, de apoyo y ayuda mutua.

15. Cambiar el currículum de Historia, que ha de contar la historia de las mujeres y los colectivos minoritarios, promover el respeto y la conciencia de los pueblos indígenas que tanto han padecido. ¿Dónde están esas otras historias que no nos cuentan?

16. Prohibir las canciones machistas en la banda musical del centro. Porque la misoginia, el sexismo y la homofobia son insultos y no deben tener presencia en nuestros centros. Es necesario dar espacio a materias que desarrollen la creatividad en cualquiera de sus manifestaciones, tan importante para despertar nuevas maneras de entender el mundo. La música, la danza, la plástica, el dibujo han de ser materias imprescindibles para un desarrollo integral que promuevan la cultura para todas las personas.

17. Emplear música feminista en los centros de enseñanza. Por ejemplo, se pueden escuchar cantantes como Rebeca Lane, Crudas Cubensi, Kumbia Queers, Viruta, Alicia Ramos, La Tía Julia (busca más en Youtube, Spotify, pregunta, escucha, aprende).

18. Cambiar los nombres de los centros educativos. Eliminar todos aquellos nombres de centros que salgan de lo establecido en la propia ley de memoria histórica y sustituirlos por nombres de mujeres representativas del movimiento feminista o por elementos de la naturaleza. ¿Qué tal si empezamos a encontrarnos un mundo donde los nombres de ellas cuenten, donde estén presentes? Dar continuidad al proyecto de FECCOO "Mujeres que hacen escuela" dándolas visibilidad en el mapa interactivo elaborado.

19. Haz tu propia biblioteca feminista en tu centro. Lee el libro Una habitación Propia, de Virginia Woolf: te ayudará a entenderlo. Compra libros escritos y protagonizados por mujeres. Acuerda en el claustro que en el plazo de tres cursos académicos haya un número similar de libros escritos y protagonizados por mujeres que de protagonizados por hombres en la biblioteca del centro. Promueve que sea el alumnado el que escriba sus propias historias, que desarrolle actividades de animación a una lectura feminista.

20. No promover actividades sexistas, de diferenciación entre niños y niñas; no inducir a la elección de juguetes, juegos o actividades que perpetúen los modelos tradicionales de feminidad y masculinidad, relaciones de poder y subordinación y actitudes de exclusión a las diferencias. La diversidad es enriquecimiento: no censures, juzgues o castigues a quienes no entiendes. Abrir el foco y no dar por supuesto que todo nuestro alumnado tiene la misma realidad, siente lo mismo o desea cosas comunes. Las personas tenemos el derecho universal de ser y sentirnos libres para elegir dentro de criterios individuales que nos hagan sentir bien, con seguridad y favoreciendo un clima alegre, sosegado y lo suficientemente proclive a vivir en armonía.

21. Dejar ser a nuestro alumnado lo que desee ser; dejar sentir, dejar experimentar, cuidar y respetar en su diversidad. Promover la cultura del respeto a las demás personas, el respeto a nuestro entorno, el respeto a los animales, es dar paso a un avance sin precedentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Pueblos de Salamanca
Lo último Lo más leído Lo más votado
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad