El primer Mundial con VAR

Los encuentros contarán con un árbitro de vídeo principal y tres asistentes, AVAR 1, AVAR 2 y AVAR 3 en Moscú, que se comunicarán con el colegiado a través de un sofisticado sistema de radio por fibra

13.06.2018 | 19:11

Un total de catorce colegiados repetirán en Rusia 2018 presencia mundialista después de haber dirigido también en la anterior edición, Brasil 2014, pero en esta ocasión dispondrán de la ayuda adicional del sistema de videoarbitraje (VAR), cuya implantación es una de las grandes novedades de esta cita.

Los encuentros de Rusia 2018 contarán con un árbitro de vídeo principal y tres asistentes, AVAR 1, AVAR 2 y AVAR 3. Este equipo estará instalado en una sala centralizada situada en el Centro Internacional de Radio y Televisión en Moscú, al que las imágenes captadas se transmiten por fibra óptica.

El árbitro de cada encuentro se comunicará a través de un sofisticado sistema de radio por fibra con el equipo de VAR, que tendrá acceso a 33 cámaras, de las cuales ocho permiten la grabación superlenta y cuatro, la ultralenta.

También pueden ver las dos cámaras destinadas a determinar el fuera de juego, a disposición exclusiva del equipo de VAR. Para la fase de eliminatorias, se instalarán dos adicionales que permiten la grabación ultralenta, una detrás de cada portería.

El equipo de VAR asistirá al árbitro a tomar decisiones relacionadas con las siguientes situaciones cruciales para el partido: goles e infracciones conducentes al gol; decisiones sobre penaltis e infracciones conducentes a un penalti; tarjetas rojas directas; y confusión de la identidad del jugador infractor. La FIFA ha establecido además una serie señales que harán los colegiados el colegiado en determinadas situaciones.

Cuando retrasen la reanudación del juego para comunicarse con el equipo de VAR, se señalarán la oreja. Esta señal no se entiende como una revisión oficial, que interpretarán los colegiados representando con los brazos una televisión.

Significará que el partido está interrumpido para revisar una decisión con el monitor en el terreno o para modificarla a partir de la información recibida del VAR.

Para informar al público del estadio y quienes estén siguiendo el partido por televisión, mientras se está revisando una jugada, la FIFA ha desarrollado un sistema de información para las cadenas televisivas, los comentaristas y los elementos de infoentretenimiento.

En cada encuentro, un empleado de la FIFA informará a las cadenas de televisión, a los narradores y a los proveedores de infoentretenimiento sobre los diferentes pasos del proceso de revisión, incluido el motivo de la misma y el resultado de ésta, a través de una tableta conectada a su misma red.

La persona que utilice la tableta se situará en la sala de vídeo y tendrá acceso tanto al audio de la comunicación entre los árbitros como a las tomas que esté observando el equipo de VAR. El sistema de información de VAR también se utilizará para crear gráficas para la televisión y para el videomarcador del estadio.

Lo que el VAR habría cambiado. La mano de Maradona o "de Dios", como él mismo la definió, y otra tan famosa como la de Thierry Henry para que Francia llegara a Sudáfrica 2010, no serían historia del fútbol de haber existido el VAR, el sistema con el que la International Board (IFAB) y la FIFA esperan acabar con los errores arbitrales.

Con su puesta de largo oficial en unos días, ambas confían en que Rusia 2018 no pase a la historia por errores clamorosos como los de otras Copas del Mundo, determinantes para el éxito de ciertas selecciones y para la decepción de otras, además de engrosar los archivos históricos del fútbol.

¿Cuántos goles habría anulado el VAR en los 20 mundiales celebrados hasta ahora?, ¿cuántos resultados serían distintos? y ¿cuántos tendrían otro dueño? son preguntas que quedarán sin respuesta, aunque su uso a partir de ahora marcará un antes y un después.

Su utilización de forma experimental hace tiempo ya ha dejado claro que habría obligado a revisar jugadas decisivas como aquel gol que el argentino Carlos Tévez marcó a México, en los octavos de final de Sudáfrica 2010, o el penalti señalado por una falta Rafael Márquez sobre Arjen Robben, que no fue y transformó Huntelar para clasificar a Holanda a los cuartos de Brasil 2014.

El codazo de Mauro Tassoti a Luis Enrique, en Boston en 1994, y muy probablemente el segundo gol que el egipcio Gamal El Ghandur anuló a España ante Corea el 21 de junio de 2002 en Gwangju, cuando Morientes mandó a puerta un balón de Joaquín que según el árbitro había rebasado la línea de fondo, caben en la nómina de acciones que el VAR habría mirado al detalle.

Como ejemplo de revisiones, según explicaron a EFE expertos en el sistema, el VAR habría considerado "un error claro y manifiesto" la concesión del primer gol de Maradona ante Inglaterra en los cuartos de final de México´86, donde Argentina logró el título ante Alemania, y habría validado el tanto que Frank Lampard marcó para Inglaterra en Sudáfrica 2010 también contra Alemania en esa fase.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente

 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad