24 agosto 2019
  • Hola

Portugal se ‘rebela’ contra sus peajes con un gran protesta en ‘la Raya’ con Salamanca

Una plataforma lusa de empresarios, conductores y sindicatos reclamará en Vilar Formoso la gratuidad en la A25 y A23 aprovechando la campaña para las elecciones europeas

08 may 2019 / 16:46 H.

La Plataforma por la Reposición de las antiguas autovías Scut gratuitas A23 (Guarda-Castelo Branco) y A25 (Fuentes de Oñoro-Aveiro) en el centro de Portugal ha organizado una protesta en la frontera el próximo 15 de mayo, a las 11:00 horas en Vilar Formoso, para reclamar que se eliminen los peajes “ilegales” que el Gobierno luso aplica a estas autovías desde hace nueve años. Asociaciones de empresarios, usuarios de las autovías y sindicatos lusos se han unido en esta plataforma que pretende alzar la voz aprovechando la campaña electoral para las elecciones europeas del 26 de mayo para que el tema de la abolición de los peajes en las autovías A23 y A25 entre a formar parte del debate político.

Para la plataforma, los peajes son un “problema económico y social”. En este sentido, aseguran que los descuentos aplicados en los peajes son “insuficientes”, según las declaraciones que recoge Jornal do Fundão. En el primer trimestre de 2019, 470 empresas lusas solicitaron los descuentos para vehículos pesados y de esas se concedió a 350 que representan unos 3.000 vehículos, una cifra “irrisoria” para todo el volumen de tráfico que transita por estas autovías, según critica la plataforma.

Los usuarios españoles y europeos de la autovía se quejan de los fallos del sistema Easytoll de pago de peajes

En la frontera salmantina, Fuentes de Oñoro siempre ha expresado su oposición a los peajes de la autovía a Aveiro por la repercusión negativa en el municipio y la reducción del tráfico en los últimos años.

Los usuarios de la autovía lusa, sobre todo los conductores extranjeros, tanto españoles como europeos, también han expresado sus quejas por los problemas al pagar en el peaje de Leomil, situado en un desvío de la autovía, a escasos kilómetros de la frontera salmantina. A pesar de existir desde hace varios años, el sistema Easytoll —que permite asociar la tarjeta de crédito a la matrícula del vehículo y donde se descuentan los peajes con una validez de 30 días— sigue dando problemas. Según reseñan algunos diarios lusos, los usuarios se quejan de que los errores en la lectura de las tarjetas de crédito son frecuentes y que sólo hay empleados para ayudar a los conductores en la época de verano. Los usuarios también critican que cuando no funciona este sistema, deben acercarse a la estación de servicio para comprar una tarjeta prepago, la única alternativa, que en algunas ocasiones también falla en la activación.

PALABRAS CLAVE