03 julio 2020
  • Hola

Bares, restaurantes y hoteles reabrirán en Reino Unido el 4 de julio mientras sus ciudadanos ya pueden visitar España

El primer ministro británico dice que la "hibernación" llega a su fin pero no dudará en "echar el freno de mano" si hay rebrotes

23 jun 2020 / 20:29 H.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha anunciado este martes que bares, restaurantes, hoteles y cines retomarán su actividad a partir del próximo de 4 julio en Inglaterra, fecha a partir de la cual también se reducirá de dos a un metro la distancia mínima de seguridad para evitar los contagios por COVID-19 cuando no sea posible guardar la primera. Cabe recordar que España permite el turismo desde Reino Unido desde el pasado 21 de junio.

En una esperada intervención ante la Cámara de los Comunes, el 'premier' ha precisado que la "larga hibernación está llegando a su fin" y ha defendido que "ahora podemos seguir adelante y aliviar de forma segura el confinamiento en Inglaterra" si bien ha dejado claro que "cada paso será condicional y reversible". En Escocia, Gales e Irlanda del Norte son los gobiernos locales los que deciden sobre las restricciones y el confinamiento.

Johnson ha subrayado que como ya ha pasado en otros países, "habrá rebrotes", por lo que el Gobierno "no dudará" en volver a imponer restricciones, incluso a nivel nacional de ser necesario. "Seguiremos confiando en el sentido común de los británicos", ha añadido, invitando a los ciudadanos a seguir lavándose las manos con frecuencia y mantener los 2 metros de seguridad siempre que sea posible.

Así, a partir del 4 de julio pubs y restaurantes en Inglaterra podrán reabrir sus puertas con una serie de medidas de seguridad, igual que los hoteles, los 'bed and breakfast' y los campings. También podrán retomar su actividad peluquerías y barberías, así como cines, parques de juego, museos, bibliotecas y centros comunitarios, según informa la BBC. Por ahora, seguirán cerrados entre otros discotecas, teatros y piscinas.

Respecto a la reapertura de bares y restaurantes, el 'premier' ha animado a los establecimientos a registrar los nombres de sus clientes y sus datos de contacto para poder avisarles en caso de contagios. "Nos gustaría que en la medida de lo posible se hiciera y que los negocios lo cumplieran", ha manifestado.

Además de rebajar la distancia de seguridad a un metro, siempre y cuando se adopten medidas para mitigar el contagio como pueden ser las mascarillas, Johnson también ha dado luz verde a que los miembros de un hogar puedan reunirse con los de otro en el interior de una vivienda --hasta ahora era posible solo en el jardín o un espacio abierto-- manteniendo las distancias. En todo caso, ha insistido en que "cuantos menos contactos sociales mantengáis más seguros estaréis".