16 septiembre 2019
  • Hola

Arde el Amazonas: se está quemando el pulmón del planeta

Bolsonaro acusa a las ONGs de los incendios producidos, mientras que las organizaciones han puesto el foco en los hacendados, ganaderos y agricultores de promover la deforestación

21 ago 2019 / 18:20 H.

Brasil ha batido este año los registros de incendios en su selva amazónica. Entre enero y lo que va de agosto ha habido 72.843 focos detectados por el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), que los recuenta por vía satelital. Es la cifra más alta desde que en 2013 comenzaron a divulgarse estos datos.

Se trata de un aumento del 83% respecto al mismo periodo en 2018. Desde el jueves, las imágenes satelitales del INPE detectaron casi 10.000 nuevos incendios forestales en el país, principalmente en la cuenca del Amazonas donde han afectado 68 reservas protegidas por motivos ambientales o por los indígenas que allí moran.

Arde el Amazonas: se está quemando el pulmón del planeta

Unos datos que no han gustado nada al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que en respuesta despidió al director del INPE, Ricardo Galvao, el pasado 2 de agosto tras la publicación del informe, acusándole de fabricar los datos a base de mentiras.

Cargando reproductor ...
Cargando reproductor ...
Cargando reproductor ...

Según los cálculos del organismo estatal, de los focos de incendio registrados hasta el 18 de agosto 38.228, el 52,5%, fueron detectados en estados de la selva del Amazonas. Otro 30,1% (21.942) se registró en el Cerrado, que es el nombre de la sabana brasileña que cerca el Amazonas, y un 10,9% en el Bosque Atlántico, la región boscosa que bordea buena parte del litoral del país.

El estado más afectado, con 13.641 focos, es el de Mato Grosso, que ocupa buena parte del Amazonas. La enorme extensión de los fuegos incluso ha obligado a algunos de los estados amazónicos, como Amazonas y Acre, a declarar la situación de emergencia o alerta ambiental debido a la multiplicación de las enfermedades respiratorias a consecuencia de la humareda, que también llega a afectar al tráfico aéreo.

El lunes pasado, parte de los estados de Mato Grosso do Sul y Paraná, así como Sao Paulo (la mayor ciudad del país) fueron afectados por una intensa nube de humo que procedente de los incendios y que llegó a acortar el día por el oscurecimiento prematuro.

PALABRAS CLAVE