18 marzo 2019
  • Hola

“Aquí el vecino más joven tiene 63 años”

El éxodo rural ha convertido a muchos pueblos de la provincia en reductos donde ya sólo viven mayores

22 abr 2016 / 11:59 H.

Hace muchos años que el éxodo rural convirtió a Navamorales en un pequeño reducto donde solo vive gente mayor. “Aquí el más joven soy yo, que tengo 63 años”, cuenta Alberto Peña, alcalde de esta pequeña localidad del Alto Tormes, en la que apenas vive una treintena de vecinos en la actualidad, aunque haya 70 censados. “Hace ya muchos años que los chavales se fueron. De hecho, el último niño que se crió en Navamorales fue mi hijo y ya tiene 30 años”, explica.

Resignado y sin poder ocultar cierta pena, relata que la mayoría de los vecinos de Navamorales supera los 80 años y que en este momento sólo hay dos personas en activo en todo el pueblo. “Trabajando solo quedamos otro y yo, que nos dedicamos a la ganadería. El resto de vecinos están todos jubilados”.

Aunque el censo ha caído a la mitad en la última década, el regidor asegura que el problema de despoblación que sufren viene de más atrás. “Es algo que arrastramos desde hace más de 40 años, cuando la gente joven empezó a salir del pueblo para irse a trabajar a Madrid o Bilbao. Nadie quiso quedarse con la ganadería”, reconoce antes de denunciar las muchas ‘trabas’ que pone la Administración para seguir viviendo en el medio rural. “No nos lo ponen fácil. Con el ganado no hacen más que pedirnos papeles y papeles para complicarlo todo”.

El único consuelo que le queda, tanto a él como a muchos otros regidores, son los vecinos que echan de menos la tranquilidad de los pueblos y vuelven a ellos siempre que pueden.

Para leer más publicaciones sobre Navamorales pulse aquí.
 
Puedes subir a ´Viva mi Pueblo´ la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es