19 marzo 2019
  • Hola

Traumatología usará los quirófanos de Ciudad Rodrigo y Béjar para cirugía menor

A comienzos de este año se empezará a operar a pacientes de ambas áreas de salud para evitar desplazamientos y reducir las demoras

01 ene 2019 / 04:45 H.

El servicio de Traumatología del Hospital de Salamanca quiere empezar a realizar cirugias menores en los quirófanos del Hospital de Béjar y el Centro de Especialidades de Ciudad Rodrigo.

Se trata de una nueva vía para reducir las listas de espera quirúrgica y que comenzaría "a finales de enero u comienzos de febrero", avanzan desde el Hospital. En la capital los quirófanos tienen una disponibilidad limitada, porque tienen que repartirse entre todos los servicios quirúrgicos, y estas instalaciones ofrecen más horas a los traumatólogos.

El segundo objetivo que persigue esta iniciativa es evitar molestias a todos los habitantes de las áreas de salud que cubren ambos centros sanitarios. "Al tratarse de operaciones que se pueden realizar con anestesia local, es mucho más cómodo para ellos operarse cerca de casa, porque técnicamente es posible, y no tener que desplazarse hasta Salamanca", comenta el jefe de Traumatología, Juan Blanco. "Tanto Béjar como Ciudad Rodrigo tienen unos quirófanos que se utilizan para algunos procedimientos oftalmológicos y que a nosotros nos permite hacer cirugías menores de manera totalmente segura", añade.

Existe un tercer beneficio de este plan que cuenta con la bendición de la subdirección médica: utilizar los recursos propios de Sacyl para un tipo de cirugías que, en ocasiones, suelen derivarse a la sanidad privada cuando hay atasco en el Complejo Asistencial.
Para realizar cirugías de Traumatología en ambos centros no sería necesario restar recursos humanos de Salamanca, puesto que los traumatólogos del servicio ya se desplazan dos días a la semana a Béjar y Ciudad Rodrigo para pasar consulta. "Esas operaciones las hariamos con nuestros médicos. Ya hay un facultativo que pasa consulta dos veces por semana en ambos centros. Ahora, además de esos dos días por semana, iría algún día más pero en esta ocasión para operar. La periodicidad de las cirugías serían en función de la demanda", explica Juan Blanco.

Lo que sí sería necesario es dotar a ambos quirófanos de un instrumental general para cirugías, y un aparato de isquemia: un dispositivo de tensión que hace que durante las operaciones el paciente no sangre para que el cirujano pueda trabajar bien.
El servicio de Traumatología calcula que entre las dos 'ciudades' actualmente puede haber más de un centenar de pacientes susceptibles de recibir cirugía menor. "Lo que se pretende es establecer unos protocolos que nos permitan poder seguir haciendo esto a lo largo del tiempo. Que se convierta en un programa estable y no algo puntual".

Todos los servicios quirúrgicos del Hospital están apurando para cerrar las estadísticas del último trimestre del año. El doctor Juan Blanco asegura que "las cifras de lista de espera de Traumatología han mejorado bastante", pese a la descomunal demanda que tiene el servicio. "La demora media de la lista estructural habajado desde los 150 días de espera a 110 días", que aunque son casi cuatro meses, es menos de la mitad de lo que tarda en otras comunidades autónomas.