17 junio 2019
  • Hola

Una tradición en Encinasola de los Comendadores que sigue uniendo generaciones

La matanza tradicional sigue recibiendo el interés de los descendientes más jóvenes

02 dic 2014 / 12:34 H.

Un rico legado que supone una valiosa expresión etnográfica y del patrimonio cultural inmaterial de los pueblos de la provincia de Salamanca. Pese a que la matanza tradicional ya no tiene el mismo alcance que antaño, todavía sigue recibiendo el interés de las generaciones más jóvenes, asegurando, de esta forma, que siga vivo este singular acontecimiento todavía hoy imprescindible en
la agenda de muchas familias.

En una soleada mañana y con Juan Pérez como matancero ´de honor´, los vecinos de Encinasola de los Comendadores participaron en el singular evento, donde, como manda la tradición, no faltaron los típicos dulces regados con aguardiente.

El alcalde, Francisco Prieto, también fue testigo de esta bonita estampa, que, por ejemplo, unió a numerosos miembros de la familia Pérez. Desde Juan, que en la actualidad tiene 83 años, hasta las gemelas Alicia y Silvia, que pese a tener 17 años la matanza del cerdo no tiene para ellas ya ningún secreto. Explican que es "toda una celebración", ya que la llevan viviendo desde muy pequeñas.

Por su parte, Juan Pérez explica que el truco para hacer una buena "faena" es utilizar con pericia el cuchillo. Entre risas afirma que ahora sus descendientes se desenvuelven "por su cuenta", aunque reconoce que al principio, cuando eran chavales, les tuvo que explicar todos los secretos de una matanza que sigue siendo toda una fiesta.