20 febrero 2020
  • Hola

Tocamientos

18 nov 2017 / 04:45 H.

El mundo contempla incrédulo una plétora de denuncias por acoso sexual. Que si me puso la mano en la rodilla el siglo pasado, que si me dio un azote en el trasero cuando era chica, me amenazó con, cantan ahora las presuntamente acosadas, con detalles tan dolorosos como escabrosos. El universo semeja una tropa de verracos en celo, cuya impunidad rompen hoy sus antiguas víctimas, calladas antes como cartujos. Pues hala, al Juzgado y con pruebas, porque es peligroso —hay delitos de injuria y calumnia—, acudir a la prensa del corazón y largar teniendo imaginación pero no pruebas ni indicios.
A la carrera, sumándose a ese torrente, ha aparecido nuestra pintoresca concejal de Ganemos Salamanca, Virginia Vintage Carrera, cosecha abulense del 79. Ha denunciado en Faceebook, y transcribo de LA GACETA: "A mí me han acosado por la calle, he tenido situaciones en el trabajo de acoso sexual ambiental, me tocan el culo sin permiso, aguanto babosos todos los días". Pero añade que gracias a sus "habilidades feministas", puede salir de tales situaciones "satisfecha". ¿Qué fuerte, no?

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más