24 octubre 2021
  • Hola

Una tarde de concierto

15 feb 2017 / 04:45 H.
Ver Comentarios

No siempre puedo, pero cuando se me presenta la posibilidad voy, y el domingo „con el tiempo que no estaba para paseos„ pude y fui al concierto que la Joven Orquesta Sinfónica Ciudad de Salamanca dio en el CAEM. De este concierto me atraía de manera muy especial el programa, de enorme dificultad. Dos obras de dos compositores, ambos rusos, que se las traen para cualquier orquesta, con que todavía más para ésta que su elemento más característico es, sobre cualquier otro que pueda tener, el de la juventud de sus integrantes (salvo unos pocos profesores, muy pocos, para que la Orquesta no pierda la condición de joven), alumnos de los Conservatorios, por tanto en proceso de aprendizaje, repito, dos obras complicadas de dos compositores que buscaron siempre complicarse la vida y complicársela a los demás a través de la música, pero de una música seria y contundente, en este caso Rachmaninoff con su Concierto nº 2 y Mussorgsky con la suite "Cuadros de una exposición". Suponen un reto nada fácil que la Joven Orquesta afrontó y superó bajo la dirección de Álvaro Lozano al que la Orquesta le debe el esfuerzo de poner orden en esta amalgama instrumental puesta en manos jóvenes, que llevada con acierto acaba sonando como es debido. Armonizar ruidos, cuando es posible, no es fácil. Esta vez fue posible y sonó de lujo.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png