22 marzo 2019
  • Hola

Sanidad permitirá a los salmantinos acudir a un centro privado si existe una demora de más de 20 días en una prueba diagnóstica

El nuevo modelo será testado este año por los hospitales de Castilla y León

15 ene 2019 / 11:36 H.

Todos los pacientes de Castilla y León estrenarán este año el 'derecho' de poder acudir a una clínica privada —de forma totalmente gratuita— en el caso de que su hospital tarde más de la cuenta en realizarles una radiografía, una resonancia o cualquier otra prueba diagnóstica.

Todo pasa por la puesta en marcha de un nuevo modelo que Sacyl ha llamado 'Gestor de peticiones' y que se va a empezar a calibrar en el Hospital de Salamanca.

Fuentes de la Consejería de Sanidad explican que la primera fase de estos ensayos consiste en probar la nueva aplicación informática, que ya está terminada, y que se le va a enviar a los profesionales para que experimenten con ella. Irán poco a poco. Comenzarán exclusivamente con pruebas radiológicas y posteriormente se ampliará a otro tipo de pruebas diagnósticas.

Los encargados de poner a prueba esta aplicación informática serán los médicos de los hospitales de Salamanca, Río Hortega, Aranda de Duero y Segovia.

"Esta aplicación permite a los profesionales pedir las pruebas radiológicas desde su ordenador y desde la propia historia clínica electrónica del paciente. Así pueden ordenar la prueba a la vez que ven en tiempo real todas las pruebas diagnósticas anteriores que se haya realizado ese paciente", explica la Consejería.

Desde Sacyl destacan que este sistema "agiliza mucho el proceso porque permite recabar datos estadísticos, evita que se repitan pruebas que ya se han hecho y ayuda a que el profesional establezca si la prueba es nueva, de revisión, prioritaria, preferente, etc".

Cuando estos cuatro hospitales ya hayan testado el sistema se enviará al resto de profesionales de la Región y se dará paso a la segunda fase: ya con pacientes.

En este caso el pilotaje se hará de forma progresiva con los cuatro hospitales que comenzaron, pero de menor a mayor tamaño: primero Aranda, luego Segovia, Río Hortega y Salamanca. Aquí Sacyl marca fechas de cuándo llegará a Salamanca, porque "dependerá de cómo haya ido en el hospital anterior".

Lo importante es que una vez instalada esta aplicación en toda la Comunidad, los médicos ordenarán una prueba diagnóstica y les aparecerá la opción de catalogar la urgencia de esa prueba.

Será un ranking de prioridades clínicas como el que existe con las cirugías: prioridad 1, prioridad 2 y prioridad 3.

El reto que se ha autoimpuesto Sacyl es que la prioridad 1 se resuelva "antes de 15 ó 20 días". El tope de la prioridad 2 serían tres meses. Por último, para el resto de pruebas no habría un límite.

La importancia de este modelo es que Sacyl promete un doble compromiso con el paciente: o le hace la prueba en el plazo establecido -grado 1 o 2- o le permite que acuda a una clínica privada para hacerse esa prueba y Sacyl correrá con los gastos.



García Carbayo: "Salgo a ganar pero estoy preparado para un tripartito, cuatripartito o lo que haga falta"

Continúa la búsqueda del niño que se cayó a un pozo de 150 metros de profundidad y 25 centímetros de diámetro