24 abril 2019
  • Hola

San Blas bendice las gargantillas en Babilafuente

Las cintas de colores que se colocan al cuello para pedir la protección del santo no faltaron

03 feb 2019 / 18:32 H.

    El año nuevo avanza y ayer llegó el día en el que los vecinos de Babilafuente festejaron por todo lo alto a su patrón “de invierno” que es San Blas con los ecos, aún recientes, del exitoso encierro celebrado el sábado por la tarde y que llenó las calles del municipio. Los actos festivos organizados por el Ayuntamiento dieron comienzo a las 12:00 horas con una misa en la iglesia parroquial cantada por el coro de la villa y en la que se procedió a bendecir las gargantillas que niños y adultos llevarán atadas al cuello para pedir la protección del santo contra los males relacionados con la garganta como manda la tradición.

    Finalizada la eucaristía y con un sol radiante aunque con unas temperaturas heladoras, la imagen de San Blas llevada en andas por los vecinos abandonó el templo para recorrer Babilafuente entre el estruendo de cohetes y el repique de las campanas.

    El grupo local de folclore charro amenizó con sus bailes, una vez más, la procesión durante las habituales paradas por las calles del entorno de la iglesia. La capa española que lucieron, también, algunos miembros de la Corporación Local y varios participantes en la comitiva fue otro de los signos de distinción que cada año acompañan a la fiesta de San Blas. Tras despedir al santo al finalizar la procesión, el multiusos acogió un vino de honor y este mismo espacio, a las 18:00 horas, fue escenario para la obra “Gris” que representó el grupo “Y de repente, ¡teatro!”.