27 mayo 2019
  • Hola

Así caza Hacienda, con ayuda de la factura de al luz, a los salmantinos que hacen trampa en la Declaración de la Renta

Multas y sanciones de hasta 6.000 euros para quienes cometan infracciones como alquileres no declarados o deducciones ilegales de hipotecas

14 feb 2019 / 12:54 H.

Hacienda le ha dado un doble uso al recibo de la luz para convertirlo en el nuevo ayudante de sus inspectores. A través del consumo de energía es capaz de destapar los fraudes de los contribuyentes, desde alquileres no declarados a deducciones ilegales de hipotecas. Apoyada en esta nueva herramienta, la Agencia Tributaria ha comenzado a reclamar a los salmantinos las deducciones de las hipotecas que se consideran ilegales porque no es la vivienda habitual, algo que ha "destapado" a través de consumos "ridículos o inexistentes" de energía que ponen en evidencia que en esa casa no vive nadie. Varios despachos de asesores fiscales de Salamanca reconocen que han tramitado casos de clientes que, en su mayoría, pagaron porque sabían que eran defraudadores o porque no les compensa un proceso judicial.

Los profesionales consultados por este periódico explican que hay procesos en los que Hacienda podría llegar a reclamar hasta 6.000 euros. "Si el propietario se ha deducido el máximo anual permitido implica que por cada año debe devolver 1.300 euros en deducciones. Si a la cifra de los cuatro años de requerimientos se le suma la sanción, que va del 30% al 32%, Hacienda podría reclamar hasta 6.000 euros", explica la administradora Carolina García, cifra a la que se puede hacer frente en pagos fraccionados, eso sí. Por otro lado, Marcelino Orgaz reconoce que en la mayor parte de los procesos que han llegado a su despacho los clientes no eran conscientes del "delito", "solo saben que si tienen hipoteca se deducen, incluso llevan la hipoteca a Hacienda y nadie le pregunta si vive de continuo o si tiene consumo de luz".

Gracias al cruce de datos y los cada vez más avanzados programas informáticos, la Administración ha sabido dar un doble uso al recibo, que comenzó a utilizar para justificar los alquileres que no se daban de alta amparados precisamente en un incremento del consumo de energía. Gracias a un acuerdo con el Gobierno, las eléctricas envían datos desde 2011 a Hacienda sobre los consumos de luz y la referencia catastral de la vivienda a la que se ofrece el servicio. Los técnicos de Hacienda solo tienen que comparar datos para descubrir las trampas. Esto afecta en España a cerca de 3 millones de contribuyentes, todos los que siguen con los beneficios fiscales por haber comprado un inmueble antes del 31 de diciembre de 2012, dado que las deducciones por hipoteca desaparecieron después.

"Ahora Hacienda puede reclamar deducciones ilegales de 2014, 2015, 2016 y 2017, las de años anteriores han prescrito", explica el presidente del sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, Carlos Cruzado. "La deducción por la adquisición de la vivienda habitual hay que argumentarla, si no aportas pruebas se puede sancionar y el consumo de luz es uno de los indicios de que la vivienda no está ocupada", añade.
"Nosotros ya habíamos planteado la posibilidad de cruzar los datos para destapar el fraude", reconoce Cruzado, que asume como válido el uso de la factura de la luz contra el fraude. En este sentido, la Agencia Tributaria recuerda que las deducciones por adquisición de vivienda habitual tienen dos obligaciones principales: habitar la casa durante más de 183 días al año y durante al menos tres años. "Si no se consume luz, es un indicador más que de que la vivienda está vacía", subrayan fuentes de la Agencia.