02 agosto 2020
  • Hola

Sin Salamanca, el español tendría muchas dificultades de expansión

Carlos Espinosa de los Monteros, Alto comisionado del Gobierno para la Marca España, aplaude el trabajo de Salamanca para la promoción del español así como la investigación y desarrollo en la era digital

18 abr 2018 / 10:18 H.

    Carlos Espinosa de los Monteros, Alto comisionado del Gobierno para la Marca España, ha expuesto este martes en el Foro GACETA ´Salamanca hace Marca España´ la importancia de la ciudad y la provincia en el desarrollo del país, en especial en la enseñanza del español. "Por lo pronto es el sitio escogido por Japón para que sus diplomáticos aprendan español. La mayoría de los embajadores de Japón en Iberoamérica han estudiado en Salamanca. Estudian aquí y siguen su carrera diplomática. Pero lo es también para muchos estudios hispánicos. Hay programas de colaboración de aprendizaje de español para extranjeros". En este contexto, ha explicado la importancia del español para contribuir a ensalzar los valores de la Marca España en el extranjero: "Se trabaja en los contenidos, en la investigación para hacer del español esa lengua universal que tenemos. Junto a la Universidad de Alcalá, Salamanca está al frente de la aportación del conocimiento del español, de su historia y ahora en ese tema digital. Salamanca si no existiera tendría muchas dificultades de expansión".

    Espinosa de los Monteros se ha referido al conflicto catalán y su influencia en el extranjero, por la hipotética merma que pueda provocar en la imagen de la Marca España. En este sentido, se ha mostrado tajante a la hora de afirmar que en otros países no comprenden la situación a la que han llegado los independentistas: "No lo entienden. Se han dedicado más esfuerzos en el plano político. Desde que empezó la gravedad de los hechos con el primer referéndum se comunicó e informó a todos los países de la UE y a todos los organismos internacionales de lo que ocurría. Lo que ocurría es que una parte de España planteaba una secesión basada en una serie de argumentos falsos. Todo eso se hizo de una manera reiterada y la conclusión hay que valorar es que ninguno de los 27 países ha apoyado de ninguna manera el movimiento".

    El Alto comisionado del Gobierno para la Marca España ha destacado ese trabajo desarrollado por el Gobierno, lo que ha desembocado en una "falta de reconocimiento. Un país no se puede independizar si los demás no lo reconocen. Ese esfuerzo se hizo. Ahí se obtuvo un éxito del cien por cien". Sin embargo, reconoce que la labor de información a través de los medios de comunicación no ha surtido el mismo efecto: "Ahí el éxito ha sido del cuenta por ciento como mucho o menos. Se ha desplegado mucho más esfuerzo por la parte secesionista que ha dispuesto de más medios que el Estado, ahí el Estado ha sido cobarde y débil. Es más fácil vender que el pequeño se enfrenta al grande, que el grande abusa, que hay una explotación permanente". Y también ha explicado un tercer área de influencia con este proceso, que sería el judicial. "Es muy difícil porque estamos hablando de individuos y jueces. El juez alemán es una persona autónoma que responde a sí misma, que no tiene disciplina con nadie. Aquí se ha empezado más tarde a divulgar y explicar con mayor detenimiento la historia. La suma de todo eso hace que la comunicación de los secesionistas sea mejor. Se están haciendo acciones pero tienen un efecto lento" pero aseguró que la batalla se acabará ganando.