17 agosto 2019
  • Hola

Ropa falsificada en Portugal viaja por paquetería a través de Fuentes de Oñoro

"Es un delito muy rentable y con una carga penal muy asumible", estiman los agentes de la Unidad Fiscal y de Fronteras

08 ene 2019 / 17:31 H.

La falsificaciones de ropa, calzado y complementos tienen un gran impacto económico. Suponen un quebradero de cabeza para las marcas de lujo, que pierden beneficios con copias cada vez más perfectas. Los delincuentes se esmeran por superar los controles, pero la Guardia Civil actúa contra este tipo de piratería.

La Unidad Fiscal y de Fronteras de Fuentes de Oñoro, que está integrada por cinco agentes, constata que los delincuentes cambian sus métodos de operar para mantener en pie su lucrativo negocio. La frontera vuelve a ser un ´punto caliente´ en el tráfico de imitaciones. En los diez primeros meses de 2016 la Guardia Civil ha aprehendido 4.166 prendas falsificadas por un valor de 238.680 euros. En una de las últimas operaciones se incautaron 300 pantalones vaqueros.

"En las últimas incautaciones que hemos realizado, las prendas se han enviado por paquetería a través de empresas convencionales. En torno a Guimarães y a Oporto hay muchas fábricas de textil y de calzado" que se dedican a producir imitaciones, explican fuentes de la Guardia Civil en Fuentes de Oñoro.

Últimamente, la mercancía pirata sale de Oporto y pasa por Fuentes de Oñoro, si supera los controles. Desde Madrid se distribuye a puntos como la Seo de Urgel, Gerona en la frontera con Francia, Valencia, y Murcia. "Se mueve muchísima mercancía y muchísimo dinero. Hemos intentado tirar del hilo y, por ejemplo, en la Seo de Urgel hay más de sesenta tiendas donde van destinadas las falsificaciones", explican desde la Unidad Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil.