23 agosto 2019
  • Hola

Un rincón para combatir el calor

En un recodo de la carretera, al abrigo de las montañas, se sitúa la piscina natural de La Bastida

29 ene 2017 / 18:36 H.

Con la llegada del verano los vecinos de la provincia buscan lugares para combatir las altas temperaturas y en los que darse un ‘chapuzón’. En esta sección ya hemos dado a conocer algunas de las mejores piscinas naturales de la provincia (Valero, Villasrubias o Navarredonda de la Rinconada).
 
La que hoy nos  ocupa quizá no tenga el glamour de las citadas anteriormente. Se encuentra a pocos kilómetros de la localidad de La Bastida, en un recodo de la carretera que va hacia La Rinconada de la Sierra, al abrigo de las estribaciones de la Sierra de las Quilamas.
 
Se trata de un pequeño remanso de agua embalsada de forma artificial y que procede del arroyo Fanega. Sus aguas cristalinas pueden ser un buen lugar para darse un buen chapuzón si uno se encuentra por la zona, ya que, a diferencia de otras piscinas naturales, la de La Bastida apenas cuenta con sombras para cobijarse después de la zambullida.
 
En los últimos años, esta piscina que desde siempre había sido utilizada para el baño, fue catalogada como ‘estanque de regadío’ para evitar responsabilidades en caso de accidente. Por ello, y por la relativa cercanía de otras piscinas naturales mejor acondicionadas, los visitantes a este remanso de paz se han reducido notablemente, pero siempre conviene conocer una opción más para luchar contra el calor veraniego en la provincia salmantina.
 
Para leer más publicaciones sobre La Bastida pulse aquí.
 
Puedes subir a ´Viva mi Pueblo´ la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es