19 junio 2019
  • Hola

El reto más duro y emotivo del alcalde de Mozodiel

Tras alcanzar las cimas más altas de Europa y África, Miguel Ángel Ávila ascenderá al pico más alto de América acompañado por un grupo de jóvenes con síndrome de Down y un discapacitado visual

11 oct 2016 / 20:54 H.

Miguel Ángel Ávila, el alcalde de Mozodiel de Sanchinigo, localidad menor perteneciente a Villamayor, ya tiene en mente su nuevo reto. Tras haber ascendido la montaña más alta de África y Europa, el Kilimanjaro y el Elbrus, de 5.892 y 5.600 metros respectivamente, este salmantino viajará a Argentina para ascender la cumbre más alta de América: el Aconcagua, de 6.962 metros de altitud.
 
Y no estará solo. En esta expedición, que se llevará a cabo entre finales de diciembre y principios de enero, Miguel Ángel Ávila ha querido colaborar con la Asociación Montes Solidarios, una agrupación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es acercar la montaña y los deportes a las personas con discapacidad como una forma de inclusión de estas personas en la sociedad.
 
Así, el alcalde de Mozodiel estará acompañado por uno de los técnicos de esta asociación y por un grupo de jóvenes con síndrome de Down con los que trabajan. Además, está previsto que también participe en la expedición un discapacitado visual para demostrar que estas personas, a pesar de su discapacidad, son capaces de alcanzar sus sueños y metas como cualquier otra.
 
El ascenso al Aconcagua será el reto más duro al que se ha enfrentado hasta ahora Miguel Ángel Ávila y, de conseguir llegar a la cumbre, se convertiría en el primer salmantino en ascender tres cimas de las siete más altas de cada continente. Una reto que llevaría al alcalde de Mozodiel a ascender en 2017 la montaña más alta de la Antártida, en su camino a conseguir las cumbres más altas de cada continente.
 
Tras el vuelo desde Madrid y el traslado desde Santiago de Chile a Mendoza, la expedición propiamente dicha comenzará el 30 de diciembre cuando los integrantes entrarán en el Parque Aconcagua y llegarán hasta Confluencia (3.368 metros). Los próximos cuatro días serán muy importantes, ya que llevarán a cabo una labor de aclimatación mientras van ganando metros poco a poco.
 
El séptimo día afrontarán el ascenso al campo I, después de que el día anterior se portease el material hasta los 4.900 metros en los que se sitúa el primer campamento.  A partir de ahí la expedición ascenderá al campo dos y al campo tres ya situado a 6.900 metros, una altura en la que no existe aclimatación posible. Si todo transcurre según lo previsto, 11 días después de salir de Mendoza, Miguel Ángel Ávila y el resto de integrantes de la expedición alcanzarán la cumbre el 10 de enero, aunque ya en sus previsiones se recoge que podrían hacer cima entre los días 9 y 11 de enero.
 
Todo un reto de superación que comenzará tiempo antes con la preparación física y mental de los integrantes de la expedición y que podrán seguir día a día en LA GACETA DE SALAMANCA a través del diario narrado por los propios protagonistas. 
 
Para leer más publicaciones sobre Villamayor pulse aquí.
 
Puedes subir a ´Viva mi Pueblo´ la información y las fotografías de este u otros municipios salmantinos o mandarlas a vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es.