20 marzo 2019
  • Hola

Un recuerdo a la Peña Resbalina

Este peculiar "tobogan" hace que los vecinos de vecinos de La Zarza de Pumareda pasen grandes momentos en su infancia y adolescencia

27 feb 2017 / 19:07 H.

Si las piedras hablaran, este mazacote de granito que aflora desde el suelo tendría muchas cosas que contar.

¡Quién del pueblo no ha estado aquí alguna vez!. ¡Quién en este sitio no se ha sentido niño y se ha resistido a lanzarse por este tobogán!

Al principio es normal sentirse animado del acompañante para el primer deslizamiento. Este se realiza de la forma más ortodoxa, pero tiene algo excitante porque, una vez vencido el vértigo, se hace imposible no repetirlo de espalda, de barriga de cabeza, haciendo el tren,..

El sendero pulido en la roca a base de resbalones indica que siempre ha tenido actividad y, aunque cada vez esté menos frecuentada, a día de hoy todavía no ha criado musgo.

Este tobogán natural era el temor de nuestras madres pues formaba parte de los juegos tradicionales y diversión de antaño, de manera que siempre regresábamos de la Peña Resbalina con el pantalón roto en el trasero. Estaba muy lejos la TV los teléfonos móviles con los que se entretienen los chichos de hoy

Valga esta imagen como homenaje y conmemoración, del pasado Jueves Merendero, y de otros tantos y tantos, de los que solo ELLA es testigo mudo y seguirá siendo por los siglos de los siglos.