19 septiembre 2020
  • Hola

El puente más diabólico de Salamanca

En la pedanía de Porqueriza se ubica uno de los puentes más singulares, bellos y misteriosos que se pueden encontrar en la provincia

19 nov 2018 / 08:53 H.

EL diablo y los puentes. Una relación legendaria y misteriosa presente en muchos rincones de España y de la que Salamanca no es ajena. Pero en este caso el misterio es aún más grande por la ausencia precisamente de una leyenda que lo sustente.

Hablamos del puente de los Diablos o de las Brujas, una bella construcción medieval de dos ojos situada en la pedanía de Porqueriza, perteneciente a La Mata de Ledesma. En medio de un bucólico paisaje típico de la dehesa con encinas, matorrales y roquedos, aparece como de la nada este puente para salvar un pequeño arroyo conocido como el río Seco o la ribera Parda. Me puedo imaginar la emoción que sintió el padre César Morán cuando, de ruta por estas tierras en busca de un cerdo de piedra a principios del siglo pasado, se topó por casualidad con este puente al que él se refiere como de las Brujas en su obra "Alrededores de Salamanca". Asegura que formaba parte de un camino o calzada en la ruta entre Salamanca y Yecla de Yeltes, pero lo cierto es que su ubicación, alejada de un núcleo urbano, le confiere un carácter más enigmático.



Un sendero que parte de las pocas casas que quedan en pie en la pedanía de Porqueriza conduce al puente de los Diablos después de caminar alrededor de un kilómetro. Una vez allí, la pregunta es obligada. ¿Cuál es el origen de una construcción que además se encuentra en un perfecto estado de conservación? El misterio precisamente es ese, la ausencia de una explicación lógica. La obra "Puentes singulares de la provincia de Salamanca" editada por la Diputación asegura que, después de intentar recoger alguna leyenda relacionada con el puente en Porqueriza y La Mata de Ledesma, los autores no consiguieron conocer ninguna tradición oral al respecto. Nadie sabe a ciencia cierta cuál es el motivo de que se bautizara con nombres tan exotéricos como de los Diablos o de las Brujas, aunque todo hace indicar que detrás de su construcción no hay una leyenda negra ni nada similar.



Antonio García Boiza, en su inventario de castillos, murallas, puentes, monasterios, etc. de 1937 hace referencia a este puente destacando su buena conservación "con grandes sillares" y asegurando que era propiedad de don José León y Muñiz.

Sea cual fuera su origen, la paz, sosiego e inmensa belleza que aporta el puente y su entorno para el visitante es un auténtico lujo.

CÓMO LLEGAR. El puente de los Diablos se localiza en la pedanía de Porqueriza, a tres kilómetros de la localidad de La Mata de Ledesma. Para llegar hasta él hay que tomar un camino que sale junto a los restos de las casas de la pedanía y caminar durante un kilómetro hasta llegar al cauce del río Seco. Allí se encuentra el puente rodeado de encinas y roquedos.



CARACTERÍSTICAS. El puente de los Diablos o de las Brujas está construido en piedra granítica y su origen es posiblemente medieval. Cuenta con dos ojos irregulares y unos sillares de gran tamaño. Su estado de conservación es envidiable y, según el padre César Morán, pudo formar parte del camino o calzada de la ruta entre Salamanca y Yecla de Yeltes.



Seis colegios salmantinos están en riesgo de convertirse en un gueto

Las cajas de radares fijos en Salamanca se duplican en menos de un mes

Concluye sin éxito la búsqueda del vecino de Garrido enfermo de Alzheimer