17 junio 2019
  • Hola

El pueblo zamorano que quiere ser de Valladolid

Los vecinos de San Miguel del Valle están cansados de que la Diputación de Zamora no atienda sus demandas y anhelan cambiarse a la provincia vecina

31 ene 2019 / 10:07 H.

Están en una encrucijada entre tres provincias, pero pertenecen a la que, según ellos, les tiene sumidos en el olvido. San Miguel del Valle es una pequeña localidad zamorana de 145 habitantes situada en el noreste de la provincia. Podría pertenecer a León o Valladolid, pero es cien por cien zamorana. El problema es que esta pertenencia les está causando más perjuicios que beneficios. El puente que cruza el río Cea es un buen ejemplo de su abandono. Una infraestructura deficiente, sin barandillas, sin quitamiedos y de una estrechez inaceptable. A sólo tres kilómetros está Roales de Campos, su vecino vallisoletano. Un pueblo que salva el río Cea con mucha más dignidad. Con un puente decente. El que anhelan los vecinos de San Miguel del Valle. Esa es una de las razones de que se quieran cambiar de chaqueta o, en este caso, de provincia. Así lo ha pedido su alcalde.

Tal y como informa este jueves La Opinión de Zamora, el regidor de la localidad zamorana, Julio Hueso, va a pedir formalmente ese "traslado". "En Roales cambiaron todas las tuberías del pueblo de una sola vez con dinero de la Diputación de Valladolid, nosotros seguimos con tuberías de uralita y con lo que nos da la Diputación de Zamora solo nos llega para cambiar 200 o 300 metros cada año", pone como ejemplo el primer edil en declaraciones al periódico líder en Zamora.

Aunque en principio pueda parecer una utopía o un sueño irrealizable, nada más lejos de la realidad. En 1995 la localidad de Gátova logró pasar de Castellón a Valencia. Por este motivo en San Miguel del Valle ya están estudiando los trámites para lograr formar parte de la provincia de Valladolid. Julio Hueso no sólo denuncia el abandono por el ansiado cambio de tuberías. Asegura que los ayuntamientos que no están gobernados por el PP están discriminados y pone como ejemplo la Diputación de Valladolid donde cada municipio recibe anualmente una partida fija independientemente del color político de sus consistorios.

De momento el órdago está sobre la mesa. Veremos cuál es el futuro que le espera a San Miguel del Valle. Todo un SOS de la España rural para acabar con una agonía que se prolonga durante demasiado tiempo.



Las dos carreteras salmantinas "preferidas" por el "radar invisible"

Nuevas compañías mineras a la caza del wolframio en Salamanca

Las profesiones donde sí hay trabajo estable en Salamanca