19 junio 2019
  • Hola

El Protocolo

09 ene 2019 / 09:40 H.

Me da igual que me da lo mismo, aun siendo cosas diferentes el protocolo y el sistema son primos hermanos. Ambos están para mejorar las cosas a la par que para complicarlas. Cada día el sistema nos controla a través de los protocolos de actuación.
El protocolo y el sistema lo tienen claro. Ya puede necesitar lo que sea, si el protocolo y el sistema no lo permiten olvídese de alcanzar su objetivo. Uno y otro parecen estar por encima de lo humano y lo divino. Usted quiere un préstamo, cuenta con los avales necesarios pero su edad no es adecuada, olvídese del crédito, el sistema no lo permite.
Usted tiene sesenta años y una discapacidad. La segunda indica que necesita ingresar en una residencia pero la edad no es la adecuada, el protocolo dice que según el sistema usted seguirá pudriéndose por protocolo y por sistema. Su cáncer es agresivo, pero el protocolo junto al sistema sanitario deciden que le corresponde la resonancia para el 2017. Morirá por sistema y daremos el entierro según manda el protocolo. Eso sí, previo pago y licencias marcadas por el sistema.
Le ha pillado la crisis, necesita alimentos, el protocolo dice que por sistema usted recibirá lo que se considere oportuno, que no siempre es lo necesario. No se cabree, simplemente dígale a sus hijos que esta noche se vayan antes a la cama, así evitará decirles que no cenarán porque el protocolo y el sistema les facilitan una dieta baja en calorías y rica en tonterías.
Tiene problemas de drogas, pida ayuda y el sistema y el protocolo le apoyarán para que haga las cosas adecuadamente. Eso sí, sin tener en cuenta si usted está tirado en la calle o acompañado de su familia. No manda su realidad y sus circunstancias, mandan el protocolo y el sistema.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA