19 marzo 2019
  • Hola

Primera matanza del año en Linares de Riofrío

Tendrá lugar este sábado con una fiesta popular en la que no faltarán las patatas meneás con chichas y vino

11 ene 2019 / 18:19 H.

Linares de Riofrío marcará mañana la reanudación del ciclo matancero de la provincia con una celebración que tendrá lugar en la Plaza Mayor en la que se pondrán de manifiesto las labores matanceras de la localidad en una mañana que concluirá con una multitudinaria comida popular.
 
La asociación de mayores será de nuevo el colectivo protagonista con la celebración de las diferentes labores, que darán comienzo con el sangrado del cerdo, que ya llegará sacrificado a la Plaza, y que continuará con el chamuscado, el raspado y despiece del animal. No faltará la elaboración de chorizos, morcillas y farinatos con máquina manual y cuerna, tal y como antaño se hacía en la localidad y en tantos otros pueblos de la zona. 
 
Durante toda la mañana habrá degustaciones de productos típicos del cerdo y de Linares en una jornada que tendrá como colofón la comida popular. Las patatas meneás y las chichas, regadas por buen vino de la Sierra compondrán el menú que se ofrecerá al público que acuda a la celebración, que dará comienzo a las 11:00 de la mañana. 
 
Pese a ser la primera matanza del año en el ciclo oficial de la Diputación provincial, no es, sin embargo, la primera fiesta que tiene lugar en Linares ya que el año comienza en la localidad con el día de los quintos, que este año fue multitudinario. En días posteriores, los mozos y mozas han continuado el recorrido por las calles de Linares al ritmo del tamboril y los cohetes para pedir el aguinaldo y terminar de celebrar su fiesta a lo grande. 
 
Ahora será el turno de los mayores, un colectivo destacado  en el día a día de la localidad ya que protagoniza gran parte de las iniciativas que se desarrollan. No sólo será la comida que preparan para mañana, si no la que hacen con motivo del día de la fresa y la feria agroalimentaria o la paella de agosto, que suele congregar a más de mil personas en el pabellón.  Ahora las cantidades serán más modestas, pero darán de comer de nuevo a centenares de comensales, que podrán disfrutar de los sabores más tradicionales y conocer las antiguas labores matanceras en pleno siglo XXI. 
El ciclo de la Diputación continuará al fin de semana siguiente en Villanueva del Conde y Villar de Gallimazo.