19 marzo 2019
  • Hola

Peñaranda pierde miles de euros en impagos de IBI por el limbo legal de la crisis del ladrillo

El PP pedirá la relación de deudores y las cantidades que se deben a las arcas municipales | El Ayuntamiento no cuenta con un listado específico de las cifras pendientes

09 ene 2019 / 12:04 H.

El Ayuntamiento de Peñaranda acumula impagos de varios miles de euros en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de viviendas, garajes y trasteros en manos de bancos y promotoras, algunas de ellas desaparecidas tras la crisis del ladrillo.

Fuentes municipales explicaron que el cobro del IBI está delegado en el Organismo de Recaudación y Gestión Tributaria de la Diputación de Salamanca (Regtsa) y que “prácticamente se cobra todo aunque siempre hay algún caso de impagados”. Desde el Consistorio se afirmó, además, que se está pendiente de recibir estos días la liquidación del 2018 que envía Regtsa sobre cada impuesto pero que en el documento “no se hace distinción si el impago pertenece a un particular o a un banco o a una promotora” por lo que es casi imposible cuantificar dichas deudas del sector del ladrillo.

Por su parte Regtsa explicó que existen recibos muy complicados de cobrar en caso de que, por ejemplo, las promotoras de las viviendas hayan dado en quiebra económica y en otros casos ya ni siquiera existan.

Algunos de esos activos, sean viviendas, garajes o trasteros, tienen anotaciones de embargo pendientes que no han llegado a ejecutarse para poder sacarlos a subasta pública y que el Ayuntamiento pudiera recuperar, al menos, parte de la deuda.

Por su parte, el grupo municipal Popular adelantó en el día de ayer que solicitará por escrito en el registro municipal la relación de deudores y las cantidades que tienen pendientes de satisfacer con las arcas municipales para exigir que se tome una decisión al respecto y no suponga un agravio comparativo con los ciudadanos que sí cumplen con sus obligaciones tributarias en los plazos establecidos.

Cabe recordar en este sentido que Peñaranda fue una de las localidades de la provincia en la que el “boom” del ladrillo dio origen a numerosas promociones de viviendas de nueva construcción en zonas como el Paseo de la Estación, la calle Hernán Cortés y la calle Arapiles, entre otras. Buena parte de esos pisos, tras casi una década, siguen a día de hoy vacíos y muchos de ellos también con impagos a las comunidades de vecinos.

Roban material valorado en 30.000 euros a los bomberos de Ledesma

El marroquí detenido por la puñalada en el vientre a su pareja tiene antecedentes por robo y abusos sexuales

Salamanca y Carbajosa, conectados este año por carril bici: este será el recorrido