24 mayo 2019
  • Hola

Donde nunca pasa nada

02 may 2018 / 04:45 H.

El Alto Comisariado de la Marca España invita a los españoles a ser optimistas, a que veamos todo desde el lado positivo, más aún, casi, casi, nos lo ordena, y como la Marca España es una realidad, no una imaginación, ni una idea peregrina de algo que anda por ahí suelto sin más, representa la cara amable de esa moneda de cambio que es España y que tantos "antiloquesea" quieren retirar de la circulación. Puesto a elegir, no dudo, me quedo con la cara amable de esa moneda, con la otra no vamos a ninguna parte, y eso no es negocio.
Estamos en una época del año bastante animosa y quien puede no se priva de la fiesta, marcando así los primeros pasos de la tercera etapa (la segunda empezó el Miércoles de Ceniza y terminó el Lunes de Aguas) de un largo calendario que empieza y termina con el año, dejando a su paso un reguero de celebraciones que no para, lo cual ayuda bastante a sobrellevar todo aquello que la cara no amable nos reserva.
Hoy por hoy, quienes mejor representan esa cara no amable son los políticos, entre los que hay de todo, como en botica, aunque lo bueno no sea lo más abundante, género bastante deteriorado debido a dos razones: a su por lo general pésima calidad y a su mal uso. Lo bueno, aunque existe, escasea y no reconocerlo es meter a todos en el mismo saco, que es tanto como mezclar churras con merinas y eso lleva a la confusión, al caos y a la incertidumbre.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más