26 mayo 2019
  • Hola

Ortega Cano permanece en la UCI con un edema cerebral

El torero se recupera del accidente sufrido en su finca que le produjo un traumatismo craneoencefálico

24 sep 2010 / 19:16 H.

El torero José Ortega Cano permanece en observación en la UCI de la Clínica del Sagrado Corazón de Sevilla recuperándose del edema cerebral que se produjo en su finca 'Yerbabuena' el pasado miércoles.

El parte médico emitido este viernes por la clínica señala que el paciente "ha sufrido un traumatismo craneoencefálico, con pérdida de consciencia, sin focalidad neurológica y con TAC craneal normal".

El parte, firmado por los doctores Trujillo, Montero y Franco, indica que "el tratamiento con Sintrom (anticoagulante) que toma el torero a consecuencia de sus dolencias cardíacas obligó a las 24 horas a realizar TAC craneal de control sin que la sintomatología hubiera cambiado, apareciendo un hematoma intraparenquimatoso temporal izquierdo, lo que motivó su ingreso en la UCI para observación".

Los doctores señalan también que hoy, 48 horas después del traumatismo, el paciente está "sin focalidad neurológica alguna, habiéndose practicado un nuevo TAC de control donde se observa la estabilización del hematoma" y descartan por ahora una intervención quirúrgica.

Ortega Cano se produjo el traumatismo cuando participaba en la lidia de unas becerras junto al novillero pacense Rafael Cerro, del que es su actual apoderado, en su finca de Yerbabuena, en Castilblanco de los Arroyos (Sevilla).

Según explicaron los testigos presenciales, el diestro resultó alcanzado cuando trataba de auxiliar al novillero, fue volteado por la res y cayó al suelo sufriendo un fuerte golpe en la cabeza que le hizo perder la consciencia y obligó a la cuadrilla que participaba en las labores camperas y a su propio hijo Fernando a trasladarlo urgentemente a Sevilla.

En las primeras horas de su ingreso, el torero presentaba grandes lagunas de memoria que ha ido recuperando poco a poco para tranquilidad de sus familiares, que explican que Ortega Cano "se queja de fuertes dolores de cabeza y demanda paños fríos para aliviar las molestias".

Ortega Cano, de 56 años, decidió en abril pasado cortar la temporada por problemas de salud, y adelantar así su anunciada retirada de los toros, prevista en un principio para finales de esta temporada.