23 mayo 2019
  • Hola

'Ninis' que empiezan a trabajar gracias al plan europeo de empleo juvenil

222 jóvenes han realizado desde 2016 los dos programas del Centro Joven de Cruz Roja financiados por el Gobierno y la UE | El 40% ya tiene trabajo

12 may 2018 / 05:00 H.

La tasa de paro juvenil es uno de los principales problemas en España. Además, la integración laboral se complica aún más en aquellos jóvenes con baja cualificación, que por distintas circunstancias de la vida han fracasado en su itinerario de estudios formales y han abandonado sus centros educativos. Es el perfil de jóvenes al que Cruz Roja busca dar una segunda oportunidad a través de sus dos proyectos (Formación para Jóvenes del sistema de Garantía Juvenil y la formación dual con prácticas en empresas ´Aprende Trabajando´) que desarrolla desde 2016 dentro del Programa Operativo de Empleo Juvenil, financiado por el Ministerio de empleo y la Unión Europea.

En estos casi tres años, 222 ´ninis´, jóvenes que ni estudian ni trabajan, de entre 16 y 29 años (159 de Garantía Juvenil y 63 de ´Aprender Trabajando´) han pasado por las aulas del Centro Joven de Cruz Roja en Garrido para participar en las once acciones formativas (dos cursos de ayudante de cocina, cinco de hostelería, uno de panadería y tres de auxiliares de estética). "La cualificación alcanza el 100% y la inserción el 35-40% y dado el marco actual, son resultados óptimos porque es el primer paso para buscar ese primer empleo", destacó ayer José Vaquero, director del Plan de Empleo de Cruz Roja, durante la visita del subdelegado del Gobierno, Antonio Andrés Laso al Centro Joven.

"La situación de los jóvenes es de desempleo laboral y están fuera del sistema público educativo, con una situación familiar y personal de gran vulnerabilidad", recordó Jesús Juanes, presidente provincial de Cruz Roja, que guió la visita por las aulas de los cursos de ayudante de camarero, de ayudante de cocina, de auxiliar de estética y mantenimiento de edificios.

Con la crisis económica, la edad máxima para realizar estos cursos ha pasado de los 21 a los 29 años, con el fin de mejorar la empleabilidad.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más