16 julio 2019
  • Hola

Nadie le compraría un coche usado

09 sep 2018 / 04:45 H.

Compraría usted un coche usado a Pedro Sánchez? Una gran mayoría de españoles no lo haría. Es cuestión de confianza y credibilidad, y nuestro presidente del Gobierno anda ayuno de esas cualidades. ¿Y le compraría usted un Falcon usado para llevar a la mujer y los amigos a un concierto a cuenta de todos los españoles? Pues eso sí que lo haríamos la mayoría. Sale gratis.
El actual presidente del Ejecutivo de la nación tiene menos credibilidad que un vendedor ambulante de crecepelo y su Gobierno es menos fiable que una escopeta de feria de las que disparan corchos. Su método de gestionar los destinos de España consiste en equivocarse por decreto ley y en batir todos los récords de sus antecesores (y los ha habido dotados de una excepcional habilidad) a la hora de incumplir y rectificar sus compromisos.
La última ´pedrada´ ha sido de las más sonadas, porque solo tardó veinticuatro horas en comerse sus palabras. No le quedó más remedio que desdecirse al poco de anunciar que anularía el contrato de venta de cuatrocientas bombas a Arabia Saudí, tras comprobar que su insensatez ponía en peligro una inversión de 1.800 millones de los jeques y seis mil puestos de trabajo en Cádiz, territorio de su queridísima e íntima enemiga Susana Díaz. Ahora costará meses, o años, restablecer las provechosas relaciones diplomáticas de España con el reino saudita. Es lo que tiene la supina ignorancia en la materia de los arribistas asentados en el Gobierno.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más