19 mayo 2022
  • Hola

Un mundo un poco más justo

01 jul 2014 / 04:45 H.
Ver Comentarios

Veo las fotos de las capillas e iglesias italianas, sobre todo las de Sicilia, repletas de inmigrantes que se han jugado la vida para alcanzar unas costas de las que se les quiere repeler y me angustia pensar que hay problemas para los que esta sociedad, digamos "civilizada", no encuentra solución.
En los templos, los inmigrantes, en su mayoría musulmanes, descansan bajo los crucifijos de los altares. Los dioses de unos y otros, poco tienen que decir respecto a este asunto que nos inquieta a todos y que nadie sabe como resolver. ¿Qué hay que hacer con los inmigrantes? ¿Recibirlos a todos por más que no haya suficiente trabajo o riqueza para acogerlos? ¿No dejar pasar a ninguno o, en todo caso, solo a los que puedan formar parte de la sociedad establecida? La realidad de este asunto es que, la única manera de ponerle fin a todo esto, es tratar de que el mundo sea un poco más justo. O lo que es lo mismo, lo que hay que hacer es intentar que las tierras de origen de los inmigrantes no sean tan inhóspitas para ellos como para que tengan que abandonarlas no ya, muchas veces para buscar una vida mejor, sino tan solo para sobrevivir.
Siempre me he preguntado cuál es la política que lleva a la intervención en los conflictos de los países más poderosos. Y siempre me ha respondido la evidencia: es el interés.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png