23 abril 2019
  • Hola

Los mozos de Hinojosa ofrecen el tradicional baile de más de seis siglos de historia al patrón 

al finalizar los actos religiosos del día grande de las fiestas, que se completó con un rápido y vistoso encierro con caballos

26 jun 2018 / 18:03 H.

El domingo, se celebró el día grande de las fiestas patronales en Hinojosa de Duero, jornada en la que los mozos del pueblo hacen ondear el estandarte local en el secular Baile de la Bandera en recuerdo de la victoria ante el señor feudal hace más de seis siglos.

Los mozos acompañaron a la imagen de San Juan en su recorrido por las calles alrededor de la iglesia parroquial para a su regreso a la puerta del templo ofrecerle su coreografía sujeta al antiguo protocolo.
Inició el Baile de la Bandera el alabardero, David Méndez, que enseñoreándose fue dando cumplimiento a los paseos circulares acompañado por el resto de los mozos o en solitario en rápida carrera, tumbándose a su paso los más jóvenes para obligarle a saltarlos.
 
Como finalización a cada una de sus vueltas, el alabardero dio vivas a San Juan y a las gentes de Hinojosa de Duero arrodillado frente al abanderado al que acompañó en la última ronda para dejarle el protagonismo.
 
David Bautista Fernández se posicionó en el centro de la plaza de iglesia iniciando el Baile de la Bandera, excepcionalmente ejecutado incrementando por momentos tanto la dificultad como la rapidez de sus movimientos mientras el alabardero lo alentaba y jaleaba, recibiendo al terminar su casi gimnástica danza con el cerrado aplauso de todos los presentes.