19 junio 2019
  • Hola

La mina de wolframio de Barruecopardo reabrirá 'de forma inminente' y generará 300 puestos de trabajo

Tras conseguir el visto bueno de la Junta

22 nov 2014 / 10:31 H.

La compañía Saloro anunció ayer la reapertura de "forma inminente" de la mina de wolframio de Barruecopardo -activa entre los años 1900 y 1982- después de obtener todos los permisos pertinentes y de tener el visto bueno de la Junta de Castilla y León.

"Este proyecto es sólido, completo y consistente en todos los sentidos y será llevado a cabo siguiendo los más altos estándares internacionales, con particular énfasis en materia de salud, seguridad y medioambiente", aseguró ayer el director general de Saloro, Stephen Nicol.

El máximo responsable del proyecto de extracción de wolframio en Barruecopardo agradeció "el apoyo recibido de todas las administraciones implicadas en el proceso de obtención de los permisos y, de forma expresa, la buena acogida del proyecto por parte de los vecinos de Barruecopardo".

Para la puesta en marcha de la mina, la compañía invertirá cincuenta millones de euros, con los que se crearán alrededor de 110 puestos de trabajo directos y más de 200 indirectos, con una previsión de gasto total de más de 200 millones de euros durante los primeros nueve años de explotación, en su mayor parte destinados a costes de personal y servicios locales.

De esta manera, culmina un proceso iniciado hace ocho años, periodo en el que la empresa ha realizado análisis, estudios e investigaciones siguiendo las indicaciones y procedimientos requeridos.