24 marzo 2019
  • Hola

La lluvia obliga a suspender la procesión de la Virgen del Castañar de Béjar

La Cofradía evitó exponer a la imagen para que no se dañara

10 sep 2018 / 11:46 H.

    No pudo ser. Las previsiones de lluvia se confirmaron este sábado en Béjar y obligaron a suspender la tradicional romería de la Virgen del Castañar desde el santuario hasta el Mirador.

    La mañana amenizó con cielos cubiertos y minutos antes de las diez de la mañana comenzó a llover. Lo hizo de forma intermitente hasta las 11:30 horas cuando cayó agua con mucha fuerza. Para esa hora, miembros de la Cofradía de la Virgen de Castañar debatían si iniciar o no el recorrido. Alrededor de las doce de la mañana, la lluvia dio una tregua pero, al tratarse de precipitaciones intermitentes, los junta directiva y los cofrades descartaron sacar la imagen para evitarle daños por el agua.

    La decisión provocó el desánimo entre los fieles presentes, que querían ver un año más a su patrona en el recorrido por el paraje de El Castañar. Aún así, no quisieron perderse la oportunidad de saludarla y se organizó un recorrido por el interior del templo para poder besar las medallas y el manto de la patrona. Este acto permitió a los fieles acercarse a su Virgen y pedirle protección hasta el año que viene. Desilusionados se mostraron Gonzalo Rodríguez-Arias y Nieves García, abad y viceabadesa respectivamente, que no pudieron cumplir con la tradición.