20 marzo 2019
  • Hola

¿Qué lleva en las maletas el primer salmantino que participará en el Dakar?

Lorenzo Santolino (Guijuelo) partirá hacia Perú para competir entre el 6 y el 17 de enero en una de las pruebas deportivas más duras

28 dic 2018 / 20:30 H.

Convertirse en el primer piloto profesional de toda Castilla y León en correr el rally Dakar cabe en cuatro maletas. Llevan lo justo: comida de suplementación, una poca de ropa y la equipación. Y poco más. "Ahora ando enfrascado en eso, en acabar de cerrarlas", le confiesa a este diario Lorenzo Santolino [escudería Sherco]. El piloto de Guijuelo entretiene los últimos cinco días en eso: "A penas si he hecho ejercicio de mantenimiento y poco más, estaba un poco cohibido porque cualquier mínima lesión destrozaba el trabajo de un año".

La Nochebuena la tenía fijada como el umbral entre la pretemporada y la competición real: "Y ya ha pasado...". Las doce uvas se las comerá de un tragantón y, lo siguiente, es poner rumbo al aeropuerto de Barajas con destino a las dunas del Perú. Un vuelo de medio día exacto de duración que le zambullirá de lleno en un Dakar plenamente peruano. La prueba arrancará el 6 de diciembre en Lima y concluirá en la capital del Perú el 17.

"Sé más o menos por dónde nos vamos a mover; he estudiado las zonas por las que más o menos podemos pasar y creo que lo tengo controlado". Pese a haber echado horas y horas de estudio, las noches entre jornada y jornada del Dakar las dedicará a repasar: "El book con la información exacta de la etapa no te la dan hasta el día antes para evitar que los rivales más potentes, con equipos muy amplios cojan tanta ventaja". Santolino se las tiene que apañar por sí mismo.

El otoño de Lorenzo Santonio ha sido de cuchara: "Para participar en el Dakar no hay que seguir una dieta estricta. De hecho, el llegar muy fino es algo que me penalizaría pues las jornadas son duras y de mucho desgaste". Además, como añadido de la moto, debe de llevar una mochila de 3 kilos de peso: "Ahí van los 3 litros de agua obligatorios". Santolino ya ha tomado conciencia de la velocidad a la que pondrá la moto: la más alta que ha tomado en su vida en competición.

"Si vamos por dunas será más lento, pero en los valles podemos alcanzar los 90 kilómetros hora que es mucho en una moto y por un camino". Y más teniendo en cuenta los 150 litros de carga de gasolina que lleva encima. "La misma carga con la que quiero llegar al día 17 y con el orgullo de haber llegado al final y representar a Salamanca".




Detenido Isidrín, el delincuente más buscado de Salamanca

José Pinto confiesa la razón por la que abandonó 'Boom'

El sistema informático del Hospital se cae una hora complicando citaciones y pruebas