17 mayo 2022
  • Hola

Leopoldo Vicente, un aficionado que arregla vehículos a pesar de que perdió la vista hace cinco años

Sus mamos le guían por el interior de las piezas y el cableado de un motor

15 abr 2012 / 06:45 H.
Ver Comentarios

Cuando uno de los cinco sentidos falla los otros se agudizan. Este axioma es real cada día en el caso de Leopoldo Vicente que hace cinco años perdió la vista, pero no la memoria ni la capacidad de que sus manos le guíen por el interior de las piezas y el cableado de un motor como si estuviera viéndolos al igual que hace cualquier otro mecánico.

Su pasión por los motores arrancó hace 25 años y se ha acrecentado con el tiempo convirtiéndose en su pasatiempo favorito.

Cambiar el aceite, una bombilla de un faro, un motor completo e incluso la distribución de un coche no tiene secretos para sus manos, que a diario están llenas de grasa de motor.

Para no tener problemas a la hora de trabajar en los motores en lugar de un foso que, con su problema de visión podía ser un peligro y generar accidentes, Leopoldo ha adquirido un elevador, algo que le proporciona seguridad al tener el coche por encima de su cabeza para hacer las reparaciones necesarias en los bajos o simplemente cambiar el aceite.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png