21 marzo 2019
  • Hola

Unos jóvenes se negaron a socorrer al niño que murió atragantado con una uva

"Dijeron que no querían líos y se fueron; eran gente sin corazón", lamenta la vecina que auxilió al pequeño fallecido durante la Nochevieja

04 ene 2019 / 19:49 H.

La madre del niño de tres años que murió el 31 de diciembre en Gijón tras atragantarse con una uva, salió a la calle con el niño en brazos para pedir ayuda. Allí se encontró con una vecina y consiguió parar a un coche en el que se encontraban unos jóvenes que se negaron en rotundo a socorrer al menor: "No podemos, no queremos líos".

Viviana Bustos, la madre del niño de tres años que murió en Gijón tras atragantarse con una uva en Nochevieja, salió de su domicilio en compañía de una vecina y bajó hasta la calle en busca de ayuda. Sin embargo, unos jóvenes a los que paró para que lo auxiliaran, se negaron siquiera a pararse: "No queremos líos".

La vivienda en la que habitaba el menor fallecido está ubicada en el barrio de Natahoyo, en la calle Independencia. Inmediatamente después de comprobar que su hijo se estaba atragantando, la madre alertó a la Policía Local y salió de la casa en busca de ayuda, según informa "La Nueva España".

Una vez en el exterior, la mujer llegó hasta el camino de la Fábrica de Loza, donde se encontró con una vecina que se ofreció ayudarle.
Ambas trataron de pedir ayuda y pararon a un coche que pasaba en ese momento. En él se encontraban unos jóvenes que se negaron a sus peticiones: "No podemos, no queremos líos".

Finalmente, fueron los agentes quienes llevaron al menor, que ya presentaba sangre en la boca, al hospital de Jove. Cuando llegó al centro sanitario, el niño ya carecía de pulso.



El radar "invisible" ya multa en Salamanca

El joven tiroteado el domingo en Pizarrales ingresa en prisión por un robo con violencia

El vecino de Espino de la Orbada acusado de abusar de su sobrina, condenado a 3 años y 4 meses de cárcel