20 abril 2019
  • Hola

El imperio de la ley

13 feb 2019 / 05:00 H.

Mi amigo Lizarra dice que el solamente cree en el juicio final, pero aún no han tocado las trompetas. Al juicio que tendremos ahora hasta en la sopa, le han precedido las fanfarrias y los fanfarrones que buscarán cualquier resquicio para recurrir. De entrada los rábulas de turno, defensores de los golpistas - ¿debo añadir que presuntos? -, cuestionan el Sumario y, nada mas empezar, han calificado el juicio de "político". Era de esperar, es la única opción de los doce profetas del separatismo, convertir la vista en un proceso a nuestra Justicia. En los meses que nos quedan oiremos en labios de picapleitos y encausados cosas que harán temblar los mármoles del palacio, y algunas otras con las que vomitaría una cabra. Pondrán cepos, sembrarán la vista oral de minas, provocarán a los siete Magistrados buscando presuntas nulidades y faltas de garantías que les permitan acudir al amparo del Constitucional o al Tribunal de Estrasburgo. Harán de la solemne sala un palenque donde ensalzar la causa independentista. Pero que nadie se llame a engaño, en el fondo el juicio es muy simple, los delitos se cometieron, el golpe lo vimos en directo, en televisión. Sus autores no se van a ir de rositas. Dura lex, sed lex. Que se califique por el Tribunal de sedición o rebelión, y una pena mayor o menor – en cualquier caso severa -, es lo único discutible. Como ha dicho Ignacio Camacho, al final el circo acaba, salen los leones y se comen a los payasos.
No confío en el actual Legislativo, menos en el Gobierno. Mi seguridad se basa en el Estado de Derecho, la independencia entre los tres Poderes, y en esos siete Magistrados que hoy encarnan el Judicial, "sometidos únicamente – ÚNICAMENTE -, al imperio de la Ley" según el artº 117 de la Constitución, que reitera una elocuente expresión del Preámbulo.
Conozco bien y confío en la preparación, experiencia y probidad del Magistrado salmantino Andrés Palomo del Arco, virtudes que sin duda atesoran también sus compañeros (supongo que Berdugo Gómez de la Torre será hermano de don Ignacio, ex Rector de la USAL). Probo equivale a honrado, íntegro, recto. De ahí nace mi esperanza en una vista oral y una Sentencia impecables, ajustadas a Derecho.