24 mayo 2020
  • Hola

La huelga de Tráfico de examinadores se recrudece

Arededor de 225 personas no han podido hacer las pruebas desde el inicio de los paros la semana pasada

10 ene 2019 / 16:05 H.

La huelga indefinida de examinadores de Tráfico persiste ante la parálisis de las negociaciones con la Dirección General de Tráfico (DGT). De nuevo, durante la jornada de este miércoles, entre 25 y 30 personas tuvieron que regresar a casa sin poder hacer prueba práctica del permiso de conducción como consecuencia de los paros parciales convocados a nivel nacional por la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) y los sindicatos CSIF, CGT y USO.


Desde el inicio de la huelga el lunes de la semana pasada, alrededor de 225 personas se han visto afectadas por el paro parcial de tres horas de los cinco examinadores de Salamanca, que dejan de hacer las pruebas a los aspirantes partir de las 12. Esto ha provocado un aumento de las reclamaciones por parte de los alumnos, que solo durante este miércoles tramitaron 10, frente a las 9 que se produjeron durante la semana pasada.

La reunión que los enlaces sindicales mantuvieron con la DGT el martes no llegó a buen puerto tras el seguimiento de la huelga del 70% de los profesionales a nivel nacional: "Nos han llamado ellos para no decir nada", observó Rosario Bernabé, representante de CSIF en Salamanca.
Concretamente, según un comunicado del sindicato, la postura de la DGT con respecto a la negociación con respecto a dos de las demandas más importantes -la entrega diferida de los resultados de la prueba práctica para evitar agresiones y la reducción a doce pruebas como máximo por examinador y día- siguen siendo "innegociables".

La petición de la extensión de la plantilla de funcionarios de exámenes prácticos de conducción coincide con uno de los problemas del sector en Salamanca, que solo cuenta con cinco profesionales, por lo que los exámenes se retrasan alrededor de 15 días para cada autoescuela.
Otro de las reivindicaciones del colectivo, la mayor dotación de puestos de examinadores, también ha sido rechazada por la DGT, al igual que la protección más firme de sus empleos. "Dotarnos de funcionarios, serían la mejor defensa del carácter público de los exámenes ante las presiones para su privatización", señala el sindicato CSIF en el comunicado.