17 febrero 2020
  • Hola

Un hombre comparece ante el juez por coger una venda de un supermercado para curarse una herida mientras compraba

La Fiscalía le pedía 90 euros por una falta de hurto. Finalmente se retiraron los cargos a cambio del pago del apósito: 1,19 euros

11 jul 2012 / 10:59 H.

    Un salmantino compareció este martes ante el juez tras haber sido denunciado por la sustracción de un esparadrapo que cogió de la estantería de un gran almacén para cubrir una herida que se ababa de hacer y que se llevó ´puesto´ sin pasar por caja, probablemente, a causa de un despiste. La Fiscalía le reclamaba 90 euros de multa, la pena mínima para una falta de hurto, sin embargo ante las reiteradas disculpas del denunciado y la posibilidad de que todo se debiera realmente a un despiste tras un accidente que le obligó a coger el apósito, ni la fiscal ni el denunciante siguieron adelante con la denuncia evitando así la celebración del juicio a cambio simplemente del pago del precio del esparadrapo: 1,19 euros.

    Los hechos tuvieron lugar la semana pasada, en un centro comercial del extrarradio de Salamanca. Cuando el cliente en cuestión abandonó el gran almacén con la compra, el esparadrapo y el envoltorio de éste en un bolsillo. Una vez en el exterior, el cliente fue sorprendido por el vigilante de seguridad, que dio aviso de lo ocurrido a la Guardia Civil, al encontrarse ya fuera del gran almacén.

    Tras personarse él mismo en el Cuartel, los agentes del Instituto Armado le interrogaron por los hechos. Por más que se disculpó el cliente, la denuncia siguió su curso y el Juzgado de Instrucción Uno señaló para ayer el juicio de faltas.

    Finalmente, ni multa ni juicio, las partes acusadoras coincidieron en que no había habido intencionalidad por su parte, sino que lo ocurrido había sido accidental. La fiscal retiró su petición de multa por una falta de hurto, a cambio tan sólo de que el cliente abonara los 1,19 euros que costaba el esparadrapo en cuestión.