21 marzo 2019
  • Hola

Una copiosa nevada cubre las calles de Monsagro

El gélido abrazo del invierno no permite a la primavera desplegar todo su esplendor floral

11 abr 2018 / 11:45 H.

Las bajas temperaturas, un tanto inusuales para estas fechas, propician que una copiosa nevada cubra de blanco las calles de Monsagro, dibujando una estampa más propia de época navideña, que de una incipiente primavera.

No es que sea la primera vez que esto sucede, algún que otro año se ha visto algo parecido, pero es bien cierto que el blanco que debería predominar llegados a este punto del calendario, no es otro que el de los cerezos en rabiosa plenitud floral, el invierno, pese ha haberse despedido hace ya algún tiempo, se resiste a dejar que la primavera se exprese con toda la plenitud de su acostumbrado colorido.
    
 

La abundante nevada caída durante la noche, da como resultado el que este nueve de abril por la mañana las carreteras se hayan vuelto impracticables para el tráfico rodado, motivo por el cual los alumnos de Monsagro se han visto imposibilitados para acudir a las clases que les son impartidas en Cuidad Rodrigo, por causa de la no comparecencia de los autobuses destinados a su transporte diario.


        
Resulta un tanto paradójico, que no asistan por motivos climáticos casi tantas veces en primavera, como en pleno invierno, lo cual deja manifiestamente claro, lo del cambio climático, a pesar de que haya voces discordantes que se nieguen a admitir algo tan notorio, con la excusa de que antiguamente también se daban este tipo de, podemos llamar anomalías climáticas, aun siendo eso cierto, la realidad es que en la actualidad estos fenómenos, llamémoslos perturbadores, se dan con harta frecuencia en todas las estaciones del año.
 
El resto de servicios quedó restablecido a las pocas horas, pero eso sí, con las debidas precauciones, pues aunque de forma menos abundante ha seguido nevando durante la mañana.