15 diciembre 2019
  • Hola

Los ganaderos cortarán carreteras en protesta por los numerosos ataques del lobo

Se plantan tras un nuevo ataque en Cerralbo y amenazan con otras medidas de presión si siguen las bajas de ganado sin soluciones efectivas

09 ene 2019 / 12:21 H.

Un nuevo ataque de lobos registrado en Cerralbo, que provocó la muerte de un ternero, ha encendido, si cabe, todavía más los ánimos entre los ganaderos, ya que en la comarca hace mucho tiempo que el vaso está colmado, aunque las gotas no cesan, en forma de incesantes pérdidas por los asaltos de los depredadores. La situación está a punto de explotar y, de momento, sobre la mesa están ya nuevas medidas de protesta como concentraciones e, incluso, cortes de carretera. Con un lema muy claro, que la ganadería extensiva de la zona es "incompatible" con los lobos, los ganaderos están muy cansados de promesas, de nuevos seguros y de reuniones sin actuaciones. Exigen hechos y soluciones eficaces e inmediatas que conduzcan a terminar con la terrible sangría de muertes que están padeciendo en sus cabañas, sin contar con los animales agonizando, gravemente heridos, algunos de apenas unos pocos meses de vida, que en muchas ocasiones les deja el lobo.



"No podemos convivir con la cantidad de lobos que hay ahora mismo en la Región", aseguró Manuel Barahona, uno de los ganaderos que este jueves se concentraron espontáneamente en Cerralbo tras conocer el nuevo ataque. José Luis Martín, de Villar de Samaniego y secretario de la asociación Abaduero, tras subrayar que su principal reivindicación es "la incompatibilidad de los lobos con la cabaña extensiva". Criticó además duramente que todavía existan dudas de que los ataques puedan estar provocados por perros asilvestrados, una situación que los propios ganaderos serían los "primeros" en conocer, ya que son los que están mucho tiempo en el campo recorriendo kilómetros. José Manuel Vázquez, vicepresidente de Abaduero, quiso hacer constancia de que los ganaderos también tienen derecho a una calidad de vida mejor, como cualquier trabajador, y no volver a estar todo el día en el campo, "que es lo que parece que quieren que hagamos". Por su parte, Felipe Corral, ganadero de Lumbrales, aseguró que aún no se ha cumplido ninguna de las reivindicaciones que les "compró" en un reciente encuentro el consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.