23 marzo 2019
  • Hola

¿El frío influye en que haya más casos de gripe?

Aunque las bajas temperaturas no provocan directamente esta enfermedad, el virus sí logra transmitirse mejor. Esta son las razones

10 ene 2019 / 14:11 H.

Además de la tan temida cuesta de enero y de la nostalgia por haber dejado atrás la Navidad, el comienzo del año trae más malas noticias. Una de ellas es el aumento de la incidencia de la gripe. Los que se hayan vacunado lo tienen más fácil para sortear el tan temido virus. Pero el resto de los mortales se tienen que encomendar al cielo o cruzar los dedos. No hay que bajar la guardia. Ni tampoco cantar victoria porque se haya superado el invierno sin haberla sufrido. Hasta bien entrada la primavera, su "fantasma" sigue muy vivo.

La gripe está íntimamente ligada al invierno. Parece que las bajas temperaturas provocan que contraigamos la enfermedad, pero no es exactamente así. Lo que hace el frío es que el virus se transmita muchísimo mejor. La clave es que se mueve como pez en el agua con unos 5 grados de temperatura y un 20 por ciento de humedad. Esto es sinónimo de un ambiente gélido y seco. Justo el que estamos viviendo estos días donde el mercurio se desploma y la lluvia no hace acto de presencia.

Científicos de la Universidad de Cambridge han demostrado que el virus de la gripe sobrevive mejor en ambientes de baja humedad. Por si fuera poco, el frío también provoca que pasemos más tiempo en espacios cerrados. Eso es sinónimo de estar en contacto con personas que lo han contraído y que es muy probable que nos lo transmitan. Asimismo en invierno los días son más cortos y la exposición al sol es mucho menor. Esto se traduce en que nuestro cuerpo no tiene toda la vitamina D y melatonina necesaria, lo que debilita nuestro sistema inmunitario y es más probable que suframos catarros, resfriados, gripes o virus estomacales, por ejemplo.



Casi la mitad de los beneficiarios del bono social eléctrico en Salamanca se quedan sin él

La Guardia Civil investiga tres robos en domicilios de Valdelagua y Albahonda

La Covatilla, a punto. La pilona se repara en tiempo récord y sólo hay que esperar a la nieve