22 mayo 2019
  • Hola

Las fieras del libro

11 may 2018 / 04:45 H.

Recuerdo que hace unos años estuve de viaje en Viena. El caso es que yo, que soy muy aficionado a los caballos, tenía especial interés en poder ver el espectáculo de la Escuela Española de Equitación de Viena, por cierto, que es curioso que una de las escuelas de equitación más importantes del mundo, lleve orgullosa el nombre de española, y sean caballos PRE (Pura Raza Española), los únicos que emplean para sus espectáculos. Parece que es más fácil valorar lo español fuera que dentro del territorio nacional.
Yo iba con toda la ilusión a ver ese espectáculo, pero no, nada, no lo conseguí, no pude. La mayoría de los caballos estaban enfermos, y sólo pudimos ver un entrenamiento. Es como ir al Bernabéu y sólo poder ver calentar a los jugadores. Y me dio mucha rabia, porque, al menos yo, no suelo ir todos los días a Viena y no sé cuándo podré volver, si es que vuelvo.
Por eso entiendo la decepción que están sufriendo los turistas que nos visitan estos días cuando llegan a la Plaza Mayor, y se dan cuenta de que no pueden disfrutarla por completo al estar instalada dentro de ella la Feria del Libro.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más