24 mayo 2019
  • Hola

El examen MIR más injusto y duro

Después de que Sanidad publicara las respuestas de la última prueba, se refuerzan las quejas de los opositores

07 feb 2019 / 16:47 H.

Ataques de ansiedad entre los aspirantes a los que el examen no les estaba saliendo bien, jóvenes a los que la tensión les superaba y vomitaban casi a la puerta del aula€ Son algunas de las escenas vividas durante el examen MIR celebrado este sábado día en la facultad de Derecho. Parece que se repite la historia año tras año, pero la queja –como ya sucedió el pasado año- es que "el examen ha sido especialmente difícil".

En la tarde del martes salieron las respuestas oficiales a la plantilla y lo llamativo es que ni los propios profesores de las academias que preparan para el examen se ponen de acuerdo sobre cuáles es la correcta. Habrá jaleo, seguro.

El consejero de Sanidad justificaba la dificultad del examen porque "hay muchos más aspirantes que plazas, así que debe ser una prueba exigente". Los candidatos puntualizan que no es una cuestión de dureza, sino de utilidad. "Nos han incluido preguntas sobre Homeopatía, o sobre intoxicaciones con hongos. Hay muchas cuestiones que no tienen nada que ver con la práctica clínica", protestan al considerar que son cuestiones que no procedían. Una de las candidatas salmantinas añade que "más que duro diría que es injusto porque las preguntas no reflejaban lo que habías estudiado, así que tenías que responderlas al azar". Se refiere a cuestiones sobre reacciones farmacológicas, Geriatría y demás miscelánea.

El decano de Medicina, Francisco Javier García Criado, entiende algunas de las críticas de los alumnos que consideran al actual MIR como un sistema de elección agotado. "Es cierto que aprobar este examen no se traduce en si los aspirantes son buenos conocedores de la Medicina, sino en su capacidad de memorizar", subraya.

El episodio sobre el número de preguntas que aparecía repetido en la plantilla se tradujo en 15 minutos extra para compensar. "Los alumnos les decíamos a los vigilantes que existía un error. Ellos salían a fuera para hacer llamadas y comprobar que era en toda España. Nos interrumpieron tres veces para informarnos a todos sobre esos cinco errores. Luego nos dieron un cuarto de hora más, pero no tiene pinta de que vaya a prosperar la reclamación", pronostican algo desperanzados



El presunto violador del paseo fluvial lleva un mes libre a la espera de la resolución de la Audiencia

La concertada en Salamanca, indignada con el "ataque a cañonazos" del Gobierno

El pueblo salmantino que también se quiso "independizar"