25 mayo 2019
  • Hola

Dormir mal y roncar también se cura con cirugía en Salamanca

Los ronquidos y continuos despertares de la apnea del sueño se están resolviendo con técnicas quirúrgicas

10 feb 2019 / 13:00 H.

Hasta los ronquidos se pueden 'curar' con cirugía. Roncar es uno de los síntomas asociados a la apnea del sueño: una patología en la que el paciente deja de respirar durante unos segundos mientras duerme, lo que provoca numerosos despertares durante la noche y el consiguiente cansancio a lo largo del día. No son las únicas consecuencias. La apnea del sueño también se asocia con "desequilibrios hormonales que pueden conllevar a una disminución de la libido, aumento de la micción durante la noche o alteración del crecimiento infantil", alerta la organización 'Compromiso y Seguridad Dental'.

La doctora Lorenzo Luengo, ortodontista y profesora de la Universidad de Salamanca, explica que la apnea tiene su origen en una malposición de los huesos de la cara y defiende que la cirugía ortognática facial puede corregir este problema "hasta en un 95% de los casos".



Lorenzo Luengo distingue entre dos grados de apnea: "Hay personas que tienen la mandíbula pequeña, algo retraída y eso hace que la vía aérea sea más estrecha. Para estos casos existe la opción de un dispositivo que hace que la mandíbula avance unos milímetros para que los tejidos de la lengua y el paladar dejen más paso de aire".

En cambio, para los casos más severos, se está recurriendo a la cirugía. Es un trabajo combinado entre un ortodontista -por vía privada- y un cirujano maxilofacial, que sí está en la cartera de servicios de la seguridad social. "Hay veces que los pacientes llegan directamente desde el Hospital y otras veces somos nosotros los que los derivamos para que un maxilofacial vea el caso y decida si sería positiva una cirugía", relata la doctora, que explica cómo sería el proceso: "Lo que hacemos con la ortodoncia previa a la operación es colocar los dientes de una manera estable sobre bases óseas. Luego, en la cirugía hacen avanzar la mandíbula y que los dientes engranen de una manera correcta".
Se trata de un tratamiento que puede prolongarse durante dos años puesto que necesita de una ortodoncia previa a la intervención, la cirugía en quirófano y una nueva ortodoncia posterior.



Los autores de vertidos ilegales en Salamanca, cada vez más acorralados

Fresno Alhándiga advierte de que la plaza José Antonio "se va a quedar tal y como está" porque "no hace referencia a quien creen"

La gallina de los huevos verdes está en Salamanca