13 agosto 2020
  • Hola

El día en que Mecano comenzó a ser historia

Se cumplen dos décadas del adiós definitivo del grupo español de pop más exitoso de la historia

27 nov 2018 / 17:29 H.

Han pasado veinte años. Casi nada. Sin esperarlo y de sorpresa, un capítulo muy importante de la historia de la música española se cerraba de forma definitiva. El 26 de noviembre de 1998 se rompió definitivamente Mecano. Ana, José y Nacho. Tres iconos que habían logrado lo que muy pocos habían hecho. Poner la banda sonora de toda una generación. Casi dos décadas de temas que sonaban en las pistas de baile y otros que erizaban la piel por su fuerza y simbolismo.

El final de Mecano fue retransmitido en directo. Antena 3 emitía la gala de entrega de los Premios Amigo. Aquellos que intentaron emular a los Grammy y que acabaron en el más rotundo de los fracasos. Durante la ceremonia, José María Cano anunció por sorpresa que abandonaba el trío. La noticia fue una auténtica bomba. Lo fue para sus seguidores y la industria discográfica. Pero también para Nacho Cano y Ana Torroja que no se la esperaban para nada.

La sorpresa fue mayor porque, aunque Mecano no se subía a los escenarios desde 1992, su reaparición en 1998 había vuelto a albergar esperanzas de una nueva y prolífica etapa juntos. El trío madrileño, que había dado su último concierto seis años antes en Valladolid se había reunido para publicar "Ana José Nacho", un doble disco recopilatorio que incluía siete nuevos temas grabados para la ocasión. El disco fue un éxito comercial, aunque quizá no tanto como Mecano esperaba. Había pasado demasiado tiempo de paréntesis. Vendió más de un millón de discos, cifra hoy impensable para cualquier lanzamiento de un grupo español, pero menor a la de sus anteriores trabajos. Todo el mundo se frotaba las manos ante una nueva gira. Todos excepto José María y Nacho Cano, que en los actos de promoción del disco mostraron nulo entusiasmo.

La actriz Assumpta Serna se encargó en la gala de los Premios Amigo del 98 de presentar a Mecano, de los que dijo que estaban "más vivos que nunca", sin tener ni idea, obviamente, de lo que José María Cano iba a anunciar instantes después. El piloto de rally Carlos Sainz les entregó el galardón Amigo Especial, un reconocimiento a la valiosísima aportación de Mecano al negocio discográfico en España. Cuando el mayor de los hermanos Cano tomó la palabra se notaba el nerviosismo en su rostro. "Os voy a decir una cosa que va a sonar un tanto especial hoy -señaló-. Comunicaros que voy a dejar de estar con Mecano. Para mí esta etapa hasta ahora ha sido bellísima y la quiero recordar como tal. Me cuesta ya estar en un grupo, tengo que reconocerlo. La disciplina de un grupo de pop es altísima y voy perdiendo la elasticidad. Ahora que no estoy puedo decir que es el grupo español más grande de todos los tiempos. Muchas gracias a ustedes y que Dios les bendiga".

Ana Torroja explicó en el programa "Ochéntame otra vez", emitido el pasado viernes en TVE, que no se esperaba para nada el anuncio de José María Cano. "Pensaba que cada uno haría su particularidad y que volveríamos, pero no fue así -comentó-. José María podía haber sido director de cine, lo tenía todo preparado. Pensé: '¿Esto está pasando o lo estoy soñando? Me acuerdo que después me puse a llorar fuera". No era para menos. La cantante había suspendido la promoción de su primer disco en solitario, "Puntos cardinales", para centrarse en la reaparición de Mecano.

Soltada la bomba, que desconcertó también a la mánager de Mecano, Rosa Lagarrigue, Nacho Cano tiró de humor ante el respetable de la gala: "Ha quedado patente que mi hermano y yo nunca estamos de acuerdo", ironizó, en alusión a los frecuentes y conocidos desencuentros entre los dos compositores del grupo. "Los dos son únicos y totalmente opuestos", señala Ana Torroja.

Mecano decía adiós. Siete años después de regalar en Salamanca su último concierto en la ciudad. Fue en la Sindical, un 12 de septiembre de 1991 y con 15.000 personas. LA GACETA tituló "Mecanomanía en Salamanca".