21 marzo 2019
  • Hola

Devoción de Pizarrales por el Cristo de la Vela

La Hermandad del Silencio cierra las procesiones del Sábado Santo con el recorrido más largo de la Semana Santa salmantina

01 abr 2018 / 12:45 H.

El barrio de Pizarrales se echó a la calle este sábado para mostrar su devoción a su Cristo de la Vela y Señora del Silencio en una tarde despejada. El sonido seco de los tambores y las cajas de la Hermandad del Silencio anunciaban la salida del paso juvenil de la Palabra, antes de que una treintena de niños cofrades bajaran de la iglesia de Jesús Obrero portando la corona de espinas.

Expectación cuando los hermanos de paso se coordinaban, poniendo el máximo esfuerzo, para bajar el paso del Santísimo Cristo de la Vela por los empinados quince escalones del templo del barrio, antes de retomar otros tantos hacia la carretera Ledesma entre los aplausos de vecinos y fieles. Sonaba "Saeta" interpretado por la Agrupación Musical Virgen de la Vega. 

El buen tiempo animó la presencia de muchos cofrades en la marcha penitencial. La última en salir de Jesús Obrero a los sones de la banda Tomás Bretón fue Nuestra Señora del Silencio, cargada por hermanos y hermanas que no podían reprimir la emoción tras superar las escaleras.