22 julio 2019
  • Hola

Cristina González: Los proyectos liderados por mujeres tienen un índice de menor fracaso

La responsable de Protección Radiológica de Berkeley Minera España es una de las ponentes del evento #eWomanSalamanca

27 ene 2019 / 12:33 H.

Cristina González es responsable de Protección Radiológica de Berkeley Minera España, empresa que desarrolla un Proyecto de minería moderna y sostenible en la provincia de Salamanca, y es una de las cuatro ponentes que participará el 31 de enero en el evento eWoman Salamanca organizado por LA GACETA y Prensa Ibérica y con la participación de la Junta de CyL sobre mujeres de éxito en el ámbito empresarial y en el entorno digital y tecnológico.

Estudió Ingeniería de Minas en la Universidad Politécnica de Madrid y tiene el título de Experto en Protección Radiológica por el CIEMAT, máxima capacitación reconocida por el organismo oficial en su sector.

–¿En qué consiste su labor desde hace más 4 años como responsable de Protección Radiológica de Berkeley Minera España?
–Mi trabajo consiste en asegurar que todas las actividades que realiza y va a realizar Berkeley en un futuro cumplen con la legislación y requisitos en materia de Protección radiológica garantizando un Proyecto sostenible con el medio circundante.

–¿Qué es lo mejor de su trabajo?
–Lo que más me gusta de mi trabajo ha sido ir viendo crecer el proyecto año tras año y crecer con él, profesional y personalmente. Trabajamos para desarrollar un proyecto de minería moderna y sostenible, donde son compatibles y sinérgicas las actividades extractivas con el resto de actividades que actualmente se desarrollan en la zona, como ocurre con otras muchas industrias.

–¿Y lo más difícil?
—Es un poco frustrante ver como se puede mentir públicamente y en los medios sobre nuestro proyecto y sobre las personas que trabajamos en él, sin ningún conocimiento, rigor científico u objetividad, y que todo quede impune. Supongo que ocurre con otros muchos proyectos de inversión, pero no por eso deja de ser frustrante. Es mentira que la minería de uranio sea incompatible con la ganadería, con la agricultura o con la vida, barbaridades que se escuchan constantemente, máxime cuando en nuestro caso, la provincia de Salamanca ha convivido con este tipo de actividad sin problemas, y más aún, obteniendo un beneficio indudable de la misma. Hay que tener también un poco de amplitud de miras y ver lo que pasa en el resto del mundo desarrollado, y ver que países con un alto nivel de vida y medioambientalmente muy reconocidos con reservas de este mineral, como Canadá, Australia o USA, tienen actualmente importantes explotaciones mineras de uranio, y ¿por qué España no puede?. Obviamente es importante tener un marco legislativo regulador estricto y de calidad que dé garantías de que las cosas se van a hacer bien, y España, lo tiene.

–Sus decisiones son muy importantes para la protección del medio, las personas del entorno y los trabajadores, ¿qué medidas de seguridad toma Berkeley?
–Berkeley es una empresa muy comprometida desde el punto de vista de la protección radiológica, la seguridad y salud y el medioambiente con el entorno y con las personas que nos rodean. La legislación radiológica es extensa y estricta, la vigilancia de las instalaciones es una actividad muy regulada. Actualmente contamos con extensos Planes de vigilancia ambientales en los cuales estudiamos la calidad ambiental actual (de ríos, suelos, fauna, flora, aire…), antes de que se inicie cualquier actividad extractiva, para en un futuro cuando las actividades mineras comiencen garantizar que las condiciones ambientales no cambian. Así mismo, el proyecto está continuamente evaluado por el Consejo de Seguridad Nuclear.

–¿Cómo inició su carrera en Berkeley?
–Tras acabar la carrera comencé haciendo prácticas en Iberdrola Ingeniería y Construcción que en ese momento colaboraba con Berkeley en los temas de Protección Radiológica. En ese tiempo también realicé mi proyecto fin de carrera sobre el proyecto de Retortillo, y en un determinado momento se quedó un puesto vacante en la empresa, y desde Berkeley me dieron la oportunidad de unirme al proyecto.

–¿Se ha encontrado barreras en el mundo empresarial por ser mujer?
–Probablemente haya cosas que no están cambiando de la manera totalmente correcta y que pudiesen hacerse mejor, pero lo importante es que en líneas generales yo creo que estamos avanzando hacia una sociedad en la que habrá igualdad de oportunidades y prime la meritocracia, independientemente de si eres hombre, mujer joven o mayor. En mi caso particular, Berkeley tiene un fuerte compromiso para incorporar a la mujer al mundo profesional, cuando se hace alguna selección de personal siempre hay chicas en la lista de candidatos. No se hace distinción entre hombres y mujeres a la hora de hacer una contratación.

–¿Es compatible el éxito profesional con la vida familiar?
–Sí, yo creo que es compatible. Es cuestión de apoyo y confianza, tanto en ti misma, como en la empresa, como en las personas que te rodean. Yo soy de las personas que cree que nadie consigue el éxito por sí mismo, sino estando rodeado de un buen equipo de gente.

–¿Cuáles son las claves del éxito profesional?
–En mi caso tener éxito significa amar tu trabajo, respetar y sentirte respetada por las personas que te rodean, dar lo mejor de ti cada día, y hacer que tu trabajo, en la medida de lo que se pueda, sume en positivo.

–¿Las mujeres siguen mostrando cierto miedo a arriesgar?
–No creo que sea miedo, pero se necesitan más de 10 años para cambiar una cultura. Lo importante es que cada vez el número de mujeres emprendedoras y trabajadoras va en aumento, alcanzándose el récord el año pasado. Además, los proyectos liderados por mujeres tienen un índice de menor fracaso que los de los hombres y eso también es importante porque ayuda a afianzarnos.

–¿Qué le diría a las mujeres para que lucharan por sus sueños?
–Yo, sinceramente, les diría que la clave está en amar lo que haces. Eso no significa estar siempre feliz y que las cosas siempre sean fáciles, si no en saber qué es lo que quieres, en trabajar por ello, en rodearse de gente con buenos valores y en ser capaz de adaptarse a los cambios. Está claro que las cosas no son fáciles, pero al final si no dejas de pelear se acaban consiguiendo.